La traducción como mediación editorial

La traducción como mediación editorial
Un estudio de 150 libros para niños y jóvenes publicados en Argentina durante 1997
Cecilia Alvstad

Göteborg, Suecia, Acta Universitatis Gothoburgensis, 2005. Integra el corpus Romanica Gothoburgencia, ISSN 0080-3863, LII, Ed. Ken Benson y Christina Heldner.

Informe realizado por Roberto Sotelo.

La autora sostiene en este trabajo que las editoriales juegan un rol importante en la traducción literaria ya que deciden qué libros se publican y, además, determinan las características lingüísticas y paratextuales de los libros. Sin embargo, afirma que los diversos estudios realizados anteriormente sobre la traducción literaria no detuvieron su atención en el papel de las editoriales. Este estudio se focaliza en la importancia que tienen las editoriales en relación a darle forma a los libros traducidos.

En el primer capítulo se plantean dos hipótesis principales:

  • Cada editorial tiene un perfil distintivo que identifica a sus productos en el mercado. Este perfil incluye todos los atributos particulares y específicos de sus publicaciones. Sus libros “guardan rasgos en común que los distinguen de los libros de otros fondos editoriales”.
  • Estos perfiles “se pueden dividir en dos ‘subperfiles’, que coincidirían con (los) dos tipos de editoriales” analizadas: las editoriales que se dedican principalmente a la edición de libros traducidos, y las que publican, en su mayoría, libros no traducidos.

El capítulo 2 se dedica —a partir de estudios sobre traducción— a los fundamentos teóricos necesarios para el análisis que se presenta en los capítulos siguientes.

El capítulo 3 (“El objeto de estudio”) presenta la muestra analizada y en la que se basa el trabajo: un corpus de 150 libros de literatura infantil publicados por diez editoriales diferentes en la Argentina durante 1997, 56 de los cuales son traducciones y 94 no traducciones.

El análisis textual de los libros se centra en un aspecto básicamente no lingüístico: el paratexto editorial como forma de mediación (capítulo 4); un aspecto inter-lingüístico: la ambientación onomástica (el empleo de los “nombres propios” que utilizan las editoriales en los libros traducidos) (capítulo 5); y un aspecto intra-lingüístico: la traducción a un lenguaje con muchas variedades lingüísticas (capítulo 6). A través del análisis textual del corpus elegido, los libros traducidos se comparan con los libros no traducidos. Además, los libros publicados por las diez editoriales se comparan unos con otros y, en particular, aquellos provenientes de las editoriales orientadas a la traducción con aquellos que provienen de las editoriales especializadas en la no traducción.

Los resultados de esta investigación parecen indicarle a la autora que los diferentes perfiles editoriales estudiados afectan a todos los libros publicados por estas editoriales, ya sean libros traducidos o no traducidos. “Considerar la traducción como mediación editorial significa concebirlo como el resultado del trabajo de una serie de mediadores editoriales y no de un solo traductor. El objetivo del presente trabajo ha sido señalar características típicas de los libros traducidos publicados por determinadas editoriales en comparación a otras, esto es, señalar la existencia de perfiles editoriales y la relevancia de tenerlos en cuenta en los análisis traductológicos.”

La autora señala además que “el contexto editorial es de importancia no sólo para la selección de las obras a traducir y de los traductores que las traducen, sino que también ejerce influencia sobre la conformación textual de los libros. Esto conlleva varias consecuencias para la traductología. Teniendo en cuenta este resultado, queda claro que el contexto editorial de una traducción literaria no es un factor que se puede pasar por alto en el análisis, sea de obras individuales, o bien de todas las obras de un mismo autor o de un mismo traductor”.

A través del análisis de los libros publicados por cada editorial, queda claro que sus perfiles individuales se correlacionan directamente con su estilo, o sea, las dos categorías ya mencionadas, de editoriales orientadas a libros traducidos y de editoriales orientadas a libros no traducidos. Esto le demostraría a la autora que el contexto editorial es un factor importante a tener en cuenta en el análisis de las traducciones.


Para más información sobre esta publicación o para contactarse con la autora, dirigirse a:

University of Oslo
Department of Literatura, Area Studies an European Languages
Associate Professor Cecilia Alvstad

Dirección postal: ILOS – P.O.Box 1003 Blindern – 0315 Oslo – Norway
Tel: (47) 22856798
Fax: (47) 22856887
Email: cecilia.alvstad@ilos.uio.no
Web: http://www.hf.uio.no/ilos/english/people/aca/alvstad/index.html


Artículos relacionados:

Lecturas: El desafío de editar libros para niños y jóvenes, por Canela.

Lecturas: Editar para niños en América Latina: El editor independiente como especie en vías de extinción, por Daniel Divinsky.

Comentarios cerrados