Ayax Barnes

Informe preparado por Marcela Carranza

Referente indiscutido de artistas e ilustradores, los dibujos de Ayax Barnes poblaron las hojas de los libros fundantes de la literatura infantil argentina. Hoy es prácticamente un desconocido para los lectores de nuestro país; y de los muchísimos libros que ilustró alcanzarían los dedos de una mano para contar aquellos que pueden encontrarse en las librerías. En este número rendimos homenaje a este gran hacedor de libros para niños presentando un informe biográfico y la lista de los libros que ilustró y realizó. Además, en la sección “Galería” ofrecemos una selección de sus ilustraciones.

Ilustración de Ayax Barnes tomada de la presentación de El Quillet de los niños.


Biografía

Ayax Barnes nació en la ciudad de Rosario (Provincia de Santa Fe, Argentina) en 1926. Inició la carrera de arquitectura, pero interrumpió sus estudios para dedicarse a la profesión de dibujante. Vivió muchos años durante su juventud en Montevideo donde se dedicó al diseño gráfico y la ilustración. De esta larga estadía proviene, al parecer, la habitual confusión de quienes le adjudican la nacionalidad uruguaya.

Acerca de esa época, Ayax Barnes recordaba en 1989:

“Fue la escuela práctica, que ofrecía una gran variedad de temas (posters culturales, cubiertas de libros y de discos, e ilustraciones, la que me habituó, sobre todo en el caso de los pósters con su necesario impacto visual, a no mantener una línea gráfica invariable, sino a cambiarla con libertad.” (1)

El escritor y periodista Oche Califa elabora una hipótesis sobre el ingreso de Barnes al universo de la literatura y los libros para niños: “Su llegada a Buenos Aires y al mundo de la plástica infantil fue casual. Un dibujo animado lo acercó. El estar casado con una escritora para chicos —Beatriz Doumerc— completó el desembarco en una especialidad en la que descolló.” (2)

Barnes trabajó en dos colecciones de libros para niños que fueron un hito en la literatura infantil de nuestro país y de América Latina: “Cuentos de Polidoro” y “Los cuentos de Chiribitil”, ambas publicadas por el Centro Editor de América Latina (3); y en la enciclopedia El Quillet de los niños, dirigida y redactada por Beatriz Ferro. En las ilustraciones de los seis tomos de la enciclopedia sus dibujos comparten las páginas con los de Oski (Oscar Conti) y Enrique Breccia; el diseño gráfico de esta obra estuvo a cargo de Oscar Díaz. (4)

Ilustración del libro Pulgarcita (Cuentos de Polidoro; Buenos Aires, CEAL, 1967).

Ilustración del libro La carta de Tilín (Los cuentos del Chiribitil; Buenos Aires, CEAL, 1977).

Ilustración para el capítulo “El agua corriente”, de El Quillet de los niños (Tomo 1; Buenos Aires, Editorial Argentina Arístides Quillet, 1970).

Muchos son los ilustradores actuales que nombran a Ayax Barnes, a las colecciones para niños del Centro Editor de América Latina —“Cuentos de Polidoro” y “Los cuentos de Chiribitil”—, y también a El Quillet de los niños, como referentes ineludibles en su formación estética durante la infancia. Entre estos artistas, Gustavo Roldán (hijo) afirma: “Para mí Barnes era una de mis principales referencias. De esas que uno guarda durante toda la vida, junto con el Napoleón ilustrador de libros para pibes, (Oscar) Grillo y (Hermenegildo) Sábat. A todos los conocí aprendiendo a leer con los Polidoro y se me grabaron en la retina como un momento impresionante e insuperable de la gráfica argentina.” (5)

Si bien la mayor parte de los trabajos de Ayax Barnes están dedicados a la ilustración de libros para niños; también fue autor de afiches, papelería, envases, carátulas, cubiertas de discos y de libros, y diversas formas del diseño gráfico.

Ilustraciones de Ayax Barnes para la carátula (izquierda) y contratapa (derecha) del disco Canciones Chuecas, de Daniel Viglietti (LP vinilo; Montevideo, Orfeo, 1971)

Ayax Barnes fue el creador de los logos de Ayuí/Tacuabé, un sello discográfico uruguayo fundado en 1971 por un grupo de músicos independientes —José “Pepe” Guerra, Daniel Viglietti, Braulio López y Coriún Aharonián—, con el fin de apoyar manifestaciones musicales de valor artístico ignoradas por las compañías discográficas comerciales.

Logos del sello discográfico Ayuí/Tacuabé creados por Ayax Barnes.

Y junto con Hermenegildo Sábat, Barnes diseñó y realizó también carátulas de vinilos para éste y otros sellos discográficos.

Tapa (derecha) y contratapa (izquierda) del disco Nosotros Tres, de Eduardo Darnauchans, Jorge Galemire y Eduardo Rivero, que incluye una ilustración de Ayax Barnes (LP vinilo; Montevideo, Ediciones Ayuí/Tacuabé, 1976).

Carátula de Ayax Barnes para el disco Murga Araca la Cana (LP vinilo; Montevideo, Orfeo, 1973).

Realizó dibujos animados para cine y televisión; y también las presentaciones animadas del programa humorístico Telecataplum (1964).

El 1976 se estrenó el largometraje Los cuatro secretos dirigido por Simón Feldman (6), con guión del mismo Feldman, Beatriz Doumerc, Ayax Barnes y Carlos Braña. En este largometraje se intercalan acción en vivo y animación con figura recortada. Ayax Barnes tuvo a su cargo la realización de los personajes, mientras que los fondos fueron hechos por Carlos Braña.

En el terreno de la divulgación científica para los niños, Doumerc y Barnes publicaron en 1974 un libro de educación sexual: Cómo se hacen los niños. La sencillez y honestidad con la que se trata un tema todavía controvertido para padres y maestros, resulta sorprendente. Las figuras de este libro están construidas por el trazo continuo de una línea sobre el papel.

“Sucede así:
El pene se levanta y el hombre lo introduce en la vagina de la mujer, por el agujerito.”

Texto e ilustración del libro Cómo se hacen los niños (Buenos Aires, Schapire Editor, 1974).

“Entonces el hombre retira su pene de la vagina de la mujer, y los dos se sienten muy felices. Esto que han hecho se llama: hacer el amor.”

Texto e ilustración del libro Cómo se hacen los niños (Buenos Aires, Schapire Editor, 1974).

Unas de las pocas publicaciones para niños que se atreverá a abordar el tema de la sexualidad de manera semejante en Argentina será la revista Humi de Ediciones de la Urraca. Pero esto sucederá diez años después, con el retorno de la democracia.

Los libros de Doumerc y Barnes no se avenían con la visión conservadora y pacata de lo adecuado en un libro infantil que primó durante los años de la dictadura. El pueblo que no quería ser gris, publicado en 1975, poco tiempo antes del golpe militar, en la editorial Rompan Fila, fue prohibido por el decreto 1888 del 3 de septiembre de 1976. Este libro pone de relieve no sólo una historia de claro sentido político, sino también unas ilustraciones que treinta y cinco años después se ven potentes y originales en todos sus aspectos, incluso en el uso del color y la técnica utilizada. Se trata de dibujos hechos con brea. (7)

Ilustración del libro El pueblo que no quería ser gris (Buenos Aires, Rompan Fila, 1975)

El golpe de Estado en marzo de 1976 en Argentina obligó a Ayax Barnes y Beatriz Doumerc a exiliarse en Europa.

Ilustración del libro La Línea (Buenos Aires, Granica Editor, 1975).

En la primera página de su libro La Línea —premiado en el concurso Casa de las Américas de Cuba en 1975— podemos leer:

“LíNEA: sucesión de puntos.
HISTORIA: sucesión de hechos.
Los puntos hacen la línea.
Los hombres hacen la historia.”

Este libro fue reeditado por Ediciones del Eclipse en el año 2003. Cabe señalar aquí un significativo cambio del color en esta nueva edición. En la edición original, de 1975, la línea con la que el hombrecito se relaciona, su propio contorno por momentos, y el rectángulo con el que se cierra el libro, son de color rojo (el único color utilizado por Barnes en toda la  obra). Mientras en la edición del Eclipse fue reemplazado por el azul celeste.

La Línea (Buenos Aires, Granica Editor, 1975).  La Línea (Buenos Aires, Ediciones del Eclipse, 2003).

Ayax Barnes, además, había ilustrado Un elefante ocupa mucho espacio, de Elsa Bornemann, también premiado por Casa de las Américas y prohibido por los militares en el poder. (8)

Ilustración del libro Un elefante ocupa mucho espacio (Buenos Aires, Ediciones Librerías Fausto, 1975)

Barnes y Doumerc vivieron primero en Italia y finalmente decidieron afincarse en Barcelona, España. En esta ciudad publicaron sus obras en Ediciones Destino, Editorial Juventud, Ediciones B y también en la colección Austral Infantil de Espasa-Calpe, entre otras editoriales. Junto con la labor editorial, la pareja realizó colaboraciones —juegos gráficos, cuentos y dibujos— para la revista italiana Pimpa, una publicación del sello Quipos, una agencia internacional de ilustraciones, humorismo, comics y animación.

Secuencia gráfica guionada por Beatriz Doumerc y dibujada por Ayax Barnes para la revista Pimpa.

Ilustración de Ayax Barnes para el cuento “Al Circo! Una storia da colorare”, de Beatriz Doumerc (Milán, revista Pimpa).

En 1982 la editorial uruguaya Nordan Comunidad —una experiencia cooperativa que durante los años de dictadura militar en aquel país publicaba en Estocolmo, Suecia— editó un libro inhallable en la actualidad: El viaje de Ida / El viaje de Regreso (Estocolmo, Editorial Nordan Comunidad, 1982).

Como bien se explica en la guarda: “Este libro tiene dos historias: la de Ida y la de Regreso, dos tortugas enamoradas… Cuando una va la otra viene, y para saber lo que sucede, debes leer el libro cabeza abajo o cabeza arriba, mejor dicho, de ida y de regreso…”

Si bien el texto es diferente en cada una de las lecturas, ya que en una dirección se narran las peripecias de uno de los personajes, y en la dirección opuesta, la del otro; para ambas historias y direcciones de lectura el libro cuenta con las mismas ilustraciones. La imagen representa un objeto u otro según su relación con el texto y según también la posición en la que se la observe. Esto supone cierta trasgresión al modo habitual de leer, y el entender al libro como un objeto con el que se puede jugar, a la manera de algunos libros-álbum actuales.

“…ojos terribles brillaban entre las hojas…” Ilustración de El viaje de Ida.

“—¡Sigue, sigue, siempre hacia el oeste! —dijo la mariposa.” Ilustración de El viaje de Regreso.

“Pero la fuente ni siquiera le respondió.” Ilustración de El viaje de Ida.

“…y vio a una señora muy gorda que le hacía señas con las manos.” Ilustración de El viaje de Ida.

Observemos cómo en este libro de Beatriz Doumerc y Ayax Barnes el referente, es decir, el objeto que designa la imagen, es reconocido por el lector en su anclaje con el texto, al tiempo que el alto grado de abstracción del dibujo permite la doble lectura según el modo en que la imagen sea observada por el lector.

En otras palabras, desobedeciendo cualquier normativa implícita que bregue por el rechazo a la abstracción en las ilustraciones para niños, en este libro las imágenes se permiten, de manera lúdica, hablar de sí mismas y de su relación con el referente. Cuestiones como la relatividad en el vínculo entre la imagen y el objeto representado, sobre la actividad del lector en esa relación, así como sobre la imagen y su anclaje con el texto son puestas de manifiesto en esta obra.

En los libros de Barnes y Doumerc, el niño es invitado continuamente a jugar, a ser partícipe de ese mundo creado por el texto y las ilustraciones. Pero también Barnes se muestra como un artista que juega y experimenta: acuarelas, collages, sellos, figuras vacías construidas por líneas de contorno o saturadas de colores y texturas; los dibujos de Barnes ofrecen gran variedad de técnicas y recursos, pero al mismo tiempo un estilo inconfundible que cualquier lector puede identificar a primera vista.

Sobre su primer encuentro con Ayax Barnes en Barcelona, al inicio de su carrera en España, en el año 1993, el ilustrador Gustavo Roldán (hijo) recuerda:

“(…) el estudio estaba lleno de cosas con sus garabatos amontonados en los estantes. Rollos de papel higiénico con caritas, cajas de huevos transformadas en personajes y unos cuantos dibujos hechos con brea, la misma técnica del libro El pueblo que no quería ser gris, para mí su trabajo más potente. Cuando le empecé a preguntar un poco, el tipo se fue aflojando y empezó a abrir carpetas y carpetas. Parecía orgulloso de lograr que el dibujo con brea no tuviera relieve. Lo decía mientras les pasaba el dedo encima muy suave. Me mostró una tonelada de dibujos, charlamos mucho durante horas y me dio un empuje tremendo para que mostrase mis cosas en editoriales catalanas. Curiosamente, tenía poco trabajo, protestaba, porque era protestón con fundamento, pero no se quejaba. Creo que aquí (en Barcelona) no supieron darse cuenta del monstruo que tenían tan a mano. Qué decir que yo estaba completamente maravillado. Con sus dibujos y con él.” (9)

Póster realizado por Ayax Barnes para el XIV Salón del Libro Infantil y Juvenil (Madrid, OEPLI, 1991).

Ayax Barnes falleció en Barcelona en 1993. Su esposa y compañera de trabajo: Beatriz Doumerc vive actualmente en esa ciudad española.

En 1994 se publicó El tío Pacho en persona, un libro con texto de Hebe Solves e ilustraciones de Sergio Kern que homenajeaba explícitamente la figura de Ayax Barnes. (10)

Tapa del libro El tío Pacho en persona.

Dos libros de Doumerc y Ayax Barnes fueron publicados en estos últimos años en Argentina: el ya nombrado La Línea (2003) y Humito y Humareda (2006); ambos en Ediciones del Eclipse.

Tapa del libro Humito con humareda.


Notas
(1) Comentario de Ayax Barnes extraído del artículo “Recordar por la línea”, de Oche Califa. En: Revista Raf; Buenos Aires, agosto de 1994; pág. 19.

(2) Califa, Oche. “Recordar por la línea”. En: Revista Raf; Buenos Aires, agosto de 1994; pág. 19.

(3) “Cuentos de Polidoro” fue la primera colección para niños del Centro Editor de América Latina (CEAL). El primero de los ochenta libros —Pulgarcita, de Hans Christian Andersen con ilustraciones de Ayax Barnes y traducción de Beatriz Ferro (quien dirigió inicialmente la colección)— salió a la venta en los kioscos en mayo de 1967. Para esta colección se convocaron ilustradores de excelencia. Además del mencionado Ayax Barnes, podemos hallar dibujos de Oscar Grillo, Hermenegildo Sábat y Napoleón, entre otros. En 1976 se inició una nueva colección para niños en el CEAL: “Los cuentos del Chiribitil”, que a diferencia de “Cuentos de Polidoro” —dedicados a los clásicos—, estaba destinada a publicar autores noveles o consagrados en otros campos. El segundo número de esta colección fue La carta de Tilín, con texto de Gladys Mayo de Rubio e ilustraciones de Ayax Barnes. Información extraída de: “Los Cuentos de Polidoro y el proyecto editorial del Centro  Editor de América Latina”, por Amparo Rocha Alonso, y “Los cuentos del Chiribitil: a la altura de la memoria”, por Alejandra Cornide. Ambos artículos en: Bueno, Mónica y Taroncher, Miguel Ángel (coords.). Centro Editor de América Latina. Capítulos para una historia. Buenos Aires, Siglo XXI Editores, 2006. Colección Sociología y política.

(4) La enciclopedia en seis tomos El quillet de los niños (Buenos Aires, Editorial Argentina Arístides Quillet, 1970) se encuentra actualmente agotada y descatalogada.

(5) Roldán, Gustavo (hijo). “Ayax Barnes por Gustavo Roldán”. En: Blog El oficio del plumín.

(6) “A Simón Feldman, artista plástico y docente legendario, se le debe una de las más extraordinarias sátiras políticas que se hayan filmado en este país: El Negoción, que se filmó dos veces, una en 16 mm y otra en 35 mm. En ella un dictador estilo tirano prófugo, encarnado por Tincho Zabala, ve las ventajas de comerciar la bosta de caballo.
Fundador del Seminario de Cine de Buenos Aires, fundador de la Asociación de realizadores de Corto Metraje, en su obra ecléctica se incluyen documentales, largos de ficción y de cine de animación. Un interés que se podía intuir en El Negoción con su presencia de dibujos del genial Oski.
En la década del setenta Feldman experimentó combinando técnicas variadas como el recorte de papeles, el dibujo de origen pictórico y el grabado, a contramano de las tendencias estéticas dominantes en la época. En 1975 produjo El zorro y los presumidos. En 1976, Caraballo mató un gallo, de potente metáfora social de la exclusión y sólo difundido masivamente con la llegada de la democracia, en programas de TV como Función Privada (ATC, década del ochenta). Con gran esfuerzo en ese mismo año logra terminar Los cuatro secretos. Según consigna la investigadora Natacha Mell, Feldman trabajó con personajes recortados y el estilo recreaba el de ilustraciones de libros infantiles. Los ‘cuatro secretos’ aludidos por el título fueron el fuego, el aire, la tierra y el agua, y el hilo conductor era la travesía de tres niños en un plato volador.
Según consigna Mell en su trabajo (*), Feldman fue el responsable de la animación y la dirección, Ayax Barnes diseñó los personajes protagónicos, y Carlos Braña se ocupó de los fondos. En 1982 Feldman volvería a tocar el tema del hambre en Happy end. Los dibujos estuvieron a cargo de Feldman, Mónica Curel y Emilio Gorini, y fue coproducida con capitales españoles.
Otra propuesta de aquellos años difíciles marcados por la violencia y la inestabilidad económica fue el mediometraje Tito el elefantito, de 1974, que narraba las aventuras de un elefante que elegía dejar su hogar para ir a la ciudad. Producida por el grupo Cine Infantil Educativo y dirigida por Liliana Mazure, fue censurada por Hugo Paulino Tato por contener ‘conceptos marxistas’. Poco vista en ese entonces, se exhibió en el Museo de Arte Moderno el 22 de septiembre del 2000, dentro del ciclo ‘Primavera Animada’, organizado por la Secretaría de Cultura del Gobierno de la Ciudad.” (**)

(*) Mell, Natacha. “Cine de animación en la Argentina” / Trabajo de Investigación Nº 1 (Carácter extraordinario). Museo del Cine “Pablo C. Ducrós Hicken”, División Investigación y Documentación; Buenos Aires, 30 de junio de 1986. Trabajo inédito.

(**) Iribarren, María y Panozzo, Marcelo. Clarín, Suplemento Espectáculos; Buenos Aires, 21 de septiembre de 2000; pág. 11.
Fuente de la información: Manrupe, Raúl. Breve historia del dibujo animado en la Argentina. Buenos Aires, Libros del Rojas, 2004.
Aclaración de la autora: El corto Caraballo mató un gallo forma parte del DVD Lo mejor de Caloi en su tinta, Volumen 3. “Animación Latinoamericana”. Lo mejor de Caloi en su tinta son tres DVD que reúnen una selección de cortos de animación televisados por el programa Caloi en su tinta, conducido por el dibujante Caloi en Canal 7 (Argentina) y Canal à de cable (Latinoamérica).

(7) Nota de Imaginaria: En la revista publicamos fragmentos del texto e ilustraciones del libro El pueblo que no quería ser gris (Nº 48, 4 de abril de 2001) y testimonios de Augusto Bianco, editor del sello Rompan Filas, a propósito de la prohibición mencionada (En: “Los libros infantiles prohibidos por la dictadura militar en Argentina. Fragmentos del fascículo Un golpe a los libros (1976-1983)”; Nº 48, 4 de abril de 2001).

(8) Nota de Imaginaria: Paradójicamente, el año anterior a la prohibición de la dictadura militar, Un elefante ocupa mucho espacio había sido elegido para integrar la Lista de Honor del IBBY; primera vez que esta distinción correspondía a un libro de autor argentino. En la sección “Galería” de uno de los primeros números de Imaginaria (N° 14, 15 de diciembre de 1999) habíamos publicado un homenaje a este libro. Y en el N° 48 (4 de abril de 2001) —en el artículo “Los libros infantiles prohibidos por la dictadura militar en Argentina. Fragmentos del fascículo Un golpe a los libros (1976-1983)”—, incluimos fragmentos del decreto militar de prohibición y testimonios de su autora, la escritora Elsa Bornemann.

(9) Roldán, Gustavo (hijo). “Ayax Barnes por Gustavo Roldán”. En: Blog El oficio del plumín.

(10) Solves, Hebe (texto) y Kern, Sergio (ilustraciones). El tío Pacho en persona. Buenos Aires, A-Z Editora, 1994. Colección Serie del Boleto.
Nota de Imaginaria: Al final del libro los autores comentan apelando a los lectores:
“Si ustedes lo hubieran conocido al tío Pacho —alias Pacho Barnes—, sabrían que este cuento no es cuento. Por eso lo escribí. Ahora, los dibujos que hizo se dibujan solos. ¿No lo creen? busquen un lápiz y hagan la prueba…” Hebe Solves.
“Cuando lo conocí en el taller del Negro Díaz, Barnes era igual que sus dibujos: definido y sencillo. Ahora Hebe me cuenta que Pacho daba vueltas y vueltas antes de empezar a dibujar cada libro. Era como casi todos y era el mejor y el más diferente.” Sergio Kern.


Bibliografía de Ayax Barnes (como coautor y como ilustrador)

Cabeza de fierro. Un cuento de Vigil. Texto de Constancio C. Vigil. Buenos Aires, Editorial Atlántida, 1967.

La Reina de los Pájaros. Un cuento de Vigil. Texto de Constancio C. Vigil. Buenos Aires, Editorial Atlántida, 1967.

Los Chanchín. Un cuento de Vigil. Texto de Constancio C. Vigil. Buenos Aires, Editorial Atlántida, 1967.

Bichito y la Flor. Texto de Mane Bernardo. Buenos Aires, Editorial Latina, 1974. Colección Cuentos del Jardín.

Bichito viajero. Texto de Mane Bernardo. Buenos Aires, Editorial Latina, 1974. Colección Cuentos del Jardín.

Cómo se hacen los niños. (Libro informativo sobre educación sexual) Texto de Beatriz Doumerc. Buenos Aires, Shapire Editor, 1974. Colección Respuesta.

Cuando todo pasa volando. Texto de Beatriz Doumerc. Buenos Aires, Granica Editor, 1975. Reedición con nuevas ilustraciones: Editorial Edelvives (Zaragoza, 1988; Colección Ala delta).

El pueblo que no quería ser gris. Texto de Beatriz Doumerc. Asesoramiento de Mirta Goldberg. Coordinación general de Augusto Blanco. Buenos Aires, Rompan Fila Ediciones, 1975. Reedición: Editorial Nordan Comunidad (Estocolmo, 1982).

La Línea. Texto de Beatriz Doumerc. Buenos Aires, Granica Editor, 1975. Reediciones: Granica Editor (Barcelona, 1977) y Ediciones del Eclipse (Buenos Aires, 2003; Colección Libros-álbum del Eclipse).

Truc sale de paseo. Texto de Beatriz Doumerc. Buenos Aires, Granica Editor, 1975. Reedición con nuevas ilustraciones: Editorial Juventud (Barcelona, 1986).

Un elefante ocupa mucho espacio. Texto de Elsa Isabel Bornemann. Buenos Aires, Ediciones Librerías Fausto, 1975. Colección La Lechuza.

La carta de Tilín. Texto de Gladys Mayo de Rubio. Buenos Aires, Centro Editor de América Latina, 1977. Colección Los cuentos del Chiribitil, Nº 2.

El señor Viento Otto. Texto de María Rosa Finch. Buenos Aires, Centro Editor de América Latina, 1977. Colección Los cuentos del Chiribitil, Nº 5. Reediciones: Sicornio Editorial (la autora del texto firma como María Rosa Fínchelman) (Córdoba, Argentina, 2000; Colección Ring Raje) y Fínchelman Editora (Córdoba, Argentina, 2001).

Caja de sorpresas. Libro activo para niños de 5 a 7 años con propuestas de actividades lúdicas y artísticas de Esther Jacob. México, Editorial Nueva Imagen, 1980.

Bruja Maruja contra Ogro Torvo. Texto de Beatriz Doumerc. Barcelona, Editorial Bruguera, 1981. Colección Colorín Colorado.

El viaje de Ida / El viaje de Regreso. Texto de Beatriz Doumerc. Estocolmo, Editorial Nordan Comunidad, 1982.

Aserrín, aserrán. Texto de Beatriz Doumerc. Estocolmo, Editorial Nordan Comunidad, 1984.

Caramelo va de paseo. Texto de Beatriz Doumerc. Madrid, Editorial Espasa-Calpe, 1985. Colección Austral Infantil.

Casos y cosas de gusano y mariposa. Texto de Beatriz Doumerc. Madrid, Editorial Espasa-Calpe, 1985. Colección Austral Infantil.

Daniel y los reyes. Texto de Beatriz Doumerc. Barcelona, Ediciones Destino, 1987. Colección Apel·les Mestres.

De puerta en puerta. Texto de Beatriz Doumerc. Madrid, Editorial Espasa-Calpe, 1987. Colección Austral Infantil.

Las cosas de la familia Claroscuro. Texto de Beatriz Doumerc. Estocolmo, Editorial Nordan Comunidad, 1987.

Sin trompa y sin melena. Texto de Jesús Ballaz. Madrid, Editorial Edelvives, 1987. Colección Ala Delta.

Tal para cual. Texto de Beatriz Doumerc. Barcelona, Ediciones Destino, 1987.

El espejo de agua. Texto de Beatriz Doumerc. Barcelona, Ediciones B, 1988. Colección Marabierto.

Perico. Texto de Juan Morosoli. Ilustraciones de Ayax Barnes y Carlos Pieri. Montevideo, Ediciones de la Banda Oriental, 1988. Colección Homero.

La caja de nada. Texto de Peter Dickinson. Traducción de Sonia Tapia. Barcelona, Ediciones B, 1990. Colección Marabierto.

Serás Alguien. Texto de Hadley Irwin. Traducción de Mercedes García Reina. Barcelona, Ediciones B, 1990. Colección Marabierto.

Una casa con fantasmas. Texto de Ursula Moray Williams. Traducción de Lucinda Blanco. Barcelona, Ediciones B, 1990. Colección Marabierto.

Una pluma con historia. Texto de Beatriz Doumerc. Zaragoza, Editorial Edelvives, 1990. Colección Ala Delta.

El invisible director de Orquesta. Texto de Beatriz Doumerc. Ilustraciones de Ayax y Mariana Barnes. México, Editorial Fondo de Cultura Económica, 1994. Colección A la orilla del viento.

Humito con Humareda. Texto de Beatriz Doumerc. Buenos Aires, Ediciones del Eclipse, 2006. Colección Libros-álbum del Eclipse.

 

 

 

Colecciones

• CUENTOS DE POLIDORO. Buenos Aires, Centro Editor de América Latina, 1967 (inicio de publicación)

Pulgarcita. Texto de Hans Christian Andersen. Traducción de Beatriz Ferro (Nº 1).

El patito feo. Texto de Hans Christian Andersen. Traducción de Beatriz Ferro (Nº 4).

El intrépido soldadito de plomo. Texto de Hans Christian Andersen. Traducción de Beatriz Ferro (Nº 7).

El ruiseñor. Texto de Hans Christian Andersen. Traducción de Beatriz Ferro (Nº 9).

El traje nuevo del emperador. Texto de Hans Christian Andersen. Traducción de Beatriz Ferro (Nº 10).

La Tierra ya está hecha. Mito griego contado por Cristina Gudiño Kieffer (Nº 41).

Teseo y el Minotauro. Mito griego contado por Cristina Gudiño Kieffer (Nº 43).

Pandora. Mito griego contado por Cristina Gudiño Kieffer (Nº 47).

Las aventuras de Ulises. Mito griego contado por Cristina Gudiño Kieffer (Nº 49).

La flecha mágica. Mito griego contado por Cristina Gudiño Kieffer (Nº 51).

Los sueños de José. Relato de la Biblia contado por Beatriz Barnes (Doumerc) (Nº 68).

El viaje de Jonás. Relato de la Biblia contado por Beatriz Barnes (Doumerc) (Nº 70).

El arca de Noé. Relato de la Biblia contado por Beatriz Barnes (Doumerc) (Nº 75).

David y Goliat. Relato de la Biblia contado por Beatriz Barnes (Doumerc) (Nº 77).

Jehová y la creación de mundo. Relato de la Biblia contado por Beatriz Barnes (Doumerc) (Nº 79).

 

 

 
• TROQUELADOS. Textos de Beatriz Doumerc. Ilustraciones de Ayax Barnes. Madrid, Editorial Nueva Frontera, 1980.

Blanca Rosa y Salem-Salim

El búho Caramelo

Firulete en el trono

La abeja Jovita

La pipa de Juan

Pomona y el marinero

 

 
Tic Tac el marciano

Zorrito y el cazador

 

 

 

 
• TRUCK. Textos de Beatriz Doumerc. Ilustraciones de Ayax Barnes. Barcelona, Editorial Juventud, 1986.

Truck capitán intrépido

Truck desaparece

Truck en el circo

Truck sale de noche

 

 

 

 
• EL TEATRO DEL ESCARABAJO (Cuentos para jugar y representar. Contiene: un cuento para leer, un guión teatral del mismo cuento y cuatro caretas a todo color para su escenificación.). Textos de Beatriz Doumerc. Ilustraciones de Ayax Barnes. Barcelona, Editorial Juventud, 1987.

El castillo embrujado

Fulgencio el cazador

Natalia y la luna

Tamarindo el pastelero

 
• ENCICLOPEDIAS

• EL QUILLET DE LOS NIÑOS. Dirección y redacción de Beatriz Ferro. Ilustraciones de Ayax Barnes, Enrique Breccia y Oski. Diseño de Oscar Díaz. Buenos Aires, Editorial Argentina Arístides Quillet, 1970.


Premios recibidos

  • Premio Casa de las Américas 1975. Categoría “Literatura para niños y jóvenes” por La Línea.
  • Premio Apel·les Mestres de Literatura Ilustrada 1986 por Daniel y los reyes.

Agradecimientos

 
Agradezco a Mónica Klibanski y Roberto Sotelo su colaboración para la elaboración de este informe.


Artículos relacionados:

Galería: Un hombre con una Línea… Ilustraciones de Ayax Barnes.

 
Galería: El pueblo que no quería ser gris, por Beatriz Doumerc (texto) y Ayax Barnes (ilustraciones).

 
Galería: Homenaje al libro Un elefante ocupa mucho espacio, de Elsa Bornemann (texto) y Ayax Barnes (ilustraciones).

 
Reseñas de libros: El Señor Viento Otto, de María Rosa Fínchelman (texto) y Ayax Barnes (ilustraciones).

 
Lecturas: Los libros infantiles prohibidos por la dictadura militar en Argentina.
Publicaciones: Fascículo Un golpe a los libros (1976-1983).

 
Destacados: Nunca más (los libros para niños y jóvenes durante la dictadura).

26 comentarios sobre “Ayax Barnes”

  1. adriana dice:

    Hermoso y sesudo artículo. Soy una feliz poseedora de los Cuentos de Polidoro, que mi madre compró para mi y yo guarde para mis hijas. Luego nos hicimos también de Chiribitil. Todos están en la biblioteca, sobreviviendo con orgullo a la espera de mis nietos. Leo este artículo, y creo qeue ya tengo asegurada lo más valioso de lo que escriba en mi testameno, y me siento millonaria.
    Un abrazo!


  2. Silvana dice:

    Casi todos estos libros estaban en mi biblioteca cuando era chica.
    Me fascinaban las ilustraciones, las miraba una y otra vez (e imitaba los trazos para los dibujos del colegio). Qué maravilla!


  3. Luz Suárez dice:

    Aquí en México tengo varios libros de él y no lo sabía!
    Desde niña me fascinaban, trataba de copiarlas y nunca podía hacerlas bien. Supongo creería que la imagen franca sería sencilla… jajaja! qué equivocada!
    Me alegra el homenaje y desde aquí me uno con cariño, respeto y agradecimiento.


  4. Hortencia Coronel dice:

    Atesoro unos cuantos libros ilustrados por Ayax Barnes y me encantó encantó encontrar este artículo. Fue -y es – uno de los grandes


  5. Nancy dice:

    Tuve muchos de esos libros cuando era chica, pero los que más recuerdo fue el Quillet de los niños. Los leí y releí hasta grande. Muy buen articulo!


  6. soledad dice:

    que artículo más lindo, enhorabuena…
    conocia cosas de él pero muchas de las que aparecen aquí no …
    gracias, gracias..


  7. Mariano dice:

    Buenísimo informe!!


  8. Susana Inés Blanco dice:

    Hermoso este artículo. Gracias.


  9. María Inés Gómez dice:

    Artículos como este, implican descubrimientos. A veces uno tiene una puntita: un libro ilustrado por Barnes, un comentario oido…entonces, bucear por lo que el artículo cuenta y muestra nos amplía y profundiza el mundo mismo.
    Gracias, MArcela, por todo el trabajo que hay detrás del artículo. Serio y comprometido. Muy generoso también.


  10. Nicolas dice:

    marcela: qué fabuloso artículo. te felicito… ¡¡cuántos recuerdos viendo esas imágenes!!! por favor seguí ayudándonos así a conocer tipos espectaculares como este.


  11. Maria da Conceição Carvalho dice:

    Muito interessante e bem elaborado este artigo. Aqui no Brasil sabe-se tão pouco sobre a rica literatura infantil e juvenil de nossos vizinhos da América Latina. Obrigada por esta oportunidade de conhecer um importante ilustrador argentino.


  12. Stella Maris Santiago dice:

    Gracias por este genial artículo,ha sido muy grato encontrarlo.Es un gran trabajo y en lo personal
    me reencontré con uno de los cuentos importantes de mi infancia(La carta de Tilín) y reconocer asi a este gran ilustrador y su vasta obra.

    Stella.


  13. Daniela dice:

    Muchas gracias por este maravilloso artículo, regalo a mis sobrinos cada libro de Doumerc y Barnes que encuentro! :) Con tu permiso, citaré tu texto en mi blog, cariños, Daniela


  14. marcelo dice:

    que bueno,soy hijo de carlos pieri,mi padre y barnez hicieron muchas cosas juntos me alegra que todo esto este publicado,para estas cosas el tiempo no pasa,algo o alguien las mantiene intactas


  15. Angeles dice:

    Mi padre con mucho esfuerzo nos compro la coleccion completa de El mundo encantado de los cuenta cuentos (Soy de Chile), y en ese tiempo era una cantidad asquerosa de dinero, por años ame y soñe esos libros con mi hermana (hasta que las tapas que desprendieron porque dormia con ello.. no sabes cuando me arrepiento), pero la lluvia del Aluvión que hubo en mi ciudad se los llevo finalmente en el año 91, para mi uno de las cosas mas dolorosas.. me gustaria nuevamente adquirirlos para mis sobrinos (para mi).. alguien sabra donde puedo comprarlos ???


  16. Marcos dice:

    Una maravilla las ilustraciones . Mis viejos me regalaron la Enciclopedia Educativa Infantil escrita nada menos que por Hebe Clementi e ilustrada por Ayax Barnes. Son de los recuerdos imborrables que tengo y de las cosas que me hacen amar tanto a mis viejos que siempre me empujaron a la lectura y a la cultura en general. Gracias! Mendoza 19-01-2012


  17. Monica Gonzalez dice:

    ! Que viva el Quillet de los Niños !


  18. Ivana dice:

    Soy de Argentina, igual que a Angeles mis padres nos compraron la colección “El mundo encantado de los Cuenta Cuentos” a mi hermano y a mi cuando éramos chicos. Todas las noches leía y releía esas hermosas historias. Todavía tengo algunos de ellos, en mal estado, y otros se me han extraviado. Tengo 2 hijas y me encantaría volver a tener la colección para ellas porque además les encanta leer. Hasta hoy no pude conseguirlos, si alguien los tiene y no les da uso podría avisar por este medio para que ángeles o yo disfrutemos otra vez de esos bellos cuentos. Eran 8 tomos, si no recuerdo mal. Saludos, Ivana de Santa Fe.


  19. arturo bustamante dice:

    Conocí a Pacho Barnes en Montevideo, mi ciudad y su ciudad adoptiva y adoptada. Por esos tiempos él diseñaba entre tantas otras cosas, tapas de discos para un sello independiente de Carlos Firpo y Onel Jarpa, llamado Macondo. Las tapas de artistas como Eduardo Mateo y grupos que fueron legendarios como Los que iban Cantando. Una maravilla de sencillez y de imaginación. Recuerdo algo que me fascinaba (yo también me dedicaba al diseño gráfico y la ilustración),era que para dar una idea de lo que iba a hacer, extraía de una cartuchera que llevaba colgada a la cintura, una tijera y recortes de papel. Así nomás, delante del cliente, se ponía a recortar esos papeles de colores, diarios y revistas viejas y armaba un collage en segundos. Los reposaba sobre una hoja de papel blanco y luego los “animaba” con trazos de drypen que salían de esa misma cartuchera. Ese era su boceto !Genial!
    Tiempo después armamos un taller de serigrafía para imprimir afiches que él diseñaba. Nos enseñó a preparar las tintas, las matrices, todo. Yo, que era un pibe, pasaba horas absorto admirando la sencillez y riqueza expresiva de sus dibujos. Y aprendía. Recuerdo que solía decir: Las tintas gráficas son adictivas, una vez que les sentís el olor, ya nunca podés dejar de amar al arte gráfico.
    Fue así. Después la vida nos llevó, él se fue a Europa y yo a la cárcel de la dictadura. Cuando años después salí a respirar la libertad, me casé, tuve dos hijos y cumplí con un compromiso afectivo: les compré los Cuentos del Chiribitil que fueron los libros de su niñez y una fuente de inspiración para nunca dejar de soñar.
    Llevaré de por vida a Pacho en el corazón. Porque tenía la humildad de los grandes, porque nunca perdió el niño que todos deberíamso recuperar.


  20. levin reyes dice:

    hola queria saber de usted soy de la floresta balneario la floresta canelones su papa venia a veranear a la floresta eduardo barnes escultor tambien oscar diaz seguramente tambien le conosca supe que se fueron a brasil el me prometio que habria d revisar unas fotografias de epoca para el museo que estoy por crear en la floresta seria inmportante saber si el material fotografico familiar existe de ser asy sy se pudiera hacer una copia seria especias ya que en la historia de la floresta tenemos a el escultor eduardo barnes pero no tenemos material fotografico d el para el muestraje desde ya muchas gracias quedando a sus ordenes para ampliar la informacion aqui presentada atee levin reyes historiador oriundo de la floresta .pdt hay una paguina en internet que se llama ferrocarril y tranvia de la floresta su historia completa veala que seguro le guste gracias.


  21. virginia dice:

    Ahh!! yo tenía ese libro de niña, “viaje de ida viaje de vuelta” creo lo tengo en alguna parte. qué lindos recuerdos! No sabía su origen.
    Gracias, Virginia


  22. viviana dice:

    Me sorprendí al reconocer más de un libro e ilustraciones de estas, que me acompañaron en la infancia.Que hermosura!


  23. Gladis dice:

    Impecable informe, Marcela sos mi gran maestra de literatura! Muchas gracias.


  24. Ximena dice:

    Marcela, que hermosos recuerdos me trae esta maravillosa nota. No pude evitar ir a buscar “Un elefante ocupa mucho espacio” y la colección “Cuentos del jardín”, que mi madre compró cuando era maestra para mí y mi hermana. Me encantaban esos dibujos que parecían tan sencillos y que hoy sigo viendo con mi hija. Cuántas cosas acabo de aprender…gracias!


  25. Raul Gonzalez dice:

    Buen dia,

    Sabe donde puedo comprar la colección de El Quillet de los Niños?

    Gracias


  26. Fabio Hugo Ortiz dice:

    En una librería de Bogotá compré el libro “70 cánones de Aquí y de Allá” de Violeta Hemsy de Gainza (Buenos Aires, Ricordi, 1967). La líneas gruesas, el trazo fuerte, la economía expresiva de las pocas ilustraciones, llamaron mi atención. En la portada, pequeñito y en letras mayúsculas se lee el nombre “Barnes”. Busqué en internet y encontré este artículo que ha hecho que en mí crezca la primera admiración. ¡Muchas gracias!


Comentarios cerrados