Teatro: WC School, una obra que no pretende decirles a los adolescentes lo que tienen que hacer (Buenos Aires, Argentina)

por Juan Garff


Julián Sierra y Celeste Martínez, protagonistas de WC School.

Buenos Aires presenta probablemente la cartelera más amplia de teatro para niños en el mundo. También es singularmente nutrida la oferta de teatro para adultos. Pero entre una y otra escena, son pocos los adolescentes que se ven atraídos a una función teatral. No ocurre lo mismo con la música ni con el cine, que convocan a multitudes juveniles. Pero el teatro parece estar marcado por cierto estigma que los aleja, salvo algunas pocas movidas del off de Corrientes que circulan de boca en boca.

“Hay algo de pretender decirles a los adolescentes lo que tienen que hacer, «usá preservativo», «comé verduras», y si alguien le dice a un joven lo que tiene que hacer, ya sabemos cómo va a reaccionar”, reflexiona Marcus Romer, director del Pilot Theater de York, en Inglaterra, quien es responsable de la puesta en escena en Buenos Aires de WC School. Se trata del primer hito del proyecto interdisciplinario Patios del Recreo en Iberoamérica, vinculado a su vez con el proyecto que se inició en 1999 con el mismo nombre en la Unión Europea, rebautizado a fines del año pasado como Platform +11.

“Me enviaron desde la Argentina seis obras breves, de las que elegí tres buscando temas comunes, que se reúnen en WC School. La temática es similar a la que trabajamos en Inglaterra, sobre jóvenes que luchan por su identidad, que buscan por primera vez un camino por sí mismos en el mundo”, señala el director inglés sobre las piezas seleccionadas, escritas por Carlos de Urquiza, Gabriel Fernández Chapo y Luz Rodríguez Urquiza. Romer viajó luego a la Argentina para dirigir la puesta en escena con un elenco local. “Existe una calidad universal del ser adolescente, la lucha por convertirse en adulto es la misma.”

La sexualidad y la confrontación con el mundo adulto en la escuela, la compleja relación con la violencia frente al más débil, el despertar amoroso, la soledad y el desamparo son tópicos que recorren las historias sobre una edad en que “se toma por primera vez decisiones por sí mismo, sabiendo que los padres no están para todo”, según Romer.

—¿Se trata de un teatro para jóvenes?

—Creo que es también para adultos, claramente no es para niños, pero por encima de cierta edad es para cualquier espectador, por ejemplo para alguien como yo. Me gusta pensar que entiendo lo que hace mi hijo de 17 años, pero nunca lo sabré realmente. Una obra como ésta nos permitiría conectarnos, discutir sobre lo que ocurre en estas situaciones.

Marcus Romer, director de WC School.

Patios del Recreo es en nuestro continente una iniciativa de la Asociación de Teatristas Independientes para Niños y Adolescentes (ATINA), en cooperación con los centros de varios otros países de la Asociación Internacional de Teatro para la Infancia y la Juventud (ASSITEJ). Autores de Colombia, Uruguay, España y la Argentina escribieron las breves piezas basadas en experiencias reales recopiladas del ámbito de los colegios de educación media. WC School es el primer montaje, pero seguirán otros en Brasil, Paraguay, Chile, Uruguay y en México.

Directores de estos países participarán de un taller intensivo a cargo de Marcelo Díaz, teatrista argentino y cofundador del proyecto europeo, de larga trayectoria en el teatro para la juventud en Alemania y en Suiza, radicado ahora en España. Después de dirigir sendas obras en sus respectivos países, todas las obras del proyecto iberoamericano se reunirán en un año en un festival, posiblemente en Montevideo o en Buenos Aires.

La cruda cercanía con la experiencia real de los patios escolares —más precisamente, de los baños— hace pensar que puede ser difícil su representación en colegios. “En Inglaterra no es así, son sólo palabras, la violencia y el sexo transcurren fuera de escena, nosotros llevamos este tipo de obras tanto al teatro como a los colegios”, expresa el director británico, autor de varias obras, actor de teatro y de televisión (participó en las primeras temporadas de Crime Suspect junto con Helen Mirren), y responsable del evento de apertura para televisión de los denominados Bollywood Oscars de la Academia del Cine de la India.

“Tenemos que hablar de un nuevo teatro para nuevos públicos —dice Romer—, no etiquetarlo para jóvenes o para adultos, como tampoco se hace con la música.”


Artículo extraído del diario La Nación (Buenos Aires, 13 de marzo de 2010) y reproducido en Imaginaria con autorización del autor.


Ficha Técnica

WC School (Water Closet School), de Carlos de Urquiza, Gabriel Fernández Chapo y Luz Rodríguez Urquiza.

  • Elenco: Celeste Martínez y Julián Sierra.
  • Voz en off: Cynthia Fridman.
  • Diseño y Montaje de Video: Patricio Montalbetti.
  • Dibujos: Martina Trachtemberg.
  • Diseño Gráfico: Marcelo Caballero.
  • Fotografía: Constanza Scotto.
  • Prensa y Comunicación: Robin Laight.
  • Diseño de Vestuario: Lucía de Urquiza.
  • Diseño de Escenografía: Santiago Frías.
  • Asistente técnico: Laura Melchior.
  • Asistente de Dirección: Solange Perazzo.
  • Director Asistente: Carlos de Urquiza.
  • Coordinación General: María Inés Falconi.
  • Dirección: Marcus Romer.
  • Funciones: sábados a las 21 horas, en el Auditorio de la Universidad Popular de Belgrano (UPB) (Campos Salles 2145, Buenos Aires).
  • Más información referida al espectáculo disponible en el sitio web de la UPB: www.upebe.com.ar.
  • Para instituciones educativas y culturales: WC School se presentará en Castellano o Inglés en las escuelas que así lo soliciten.

Artículos relacionados:

Teatro: Cantata de Pedro y la guerra, de María Inés Falconi: Una rara joya de reflexión sobre las guerras.

Comentarios cerrados