Dos relatos tradicionales del norte argentino contados por Laura Roldán

Por gentileza y autorización de la editorial Longseller presentamos dos cuentos del libro La chuña y el zorro y otros cuentos de Laura Roldán. El libro reúne un conjunto de cuentos populares del norte argentino recopilados de la tradición oral y literalizados por la autora. Los relatos están acompañados por las ilustraciones que Horacio Gatto realizó para la edición de esta obra.

En nuestra sección “Autores”, los lectores encontrarán actualizado el informe biográfico y el listado de los libros publicados de Laura Roldán.

Agradecemos a Beatriz Grinberg, de Editorial Longseller, las facilidades proporcionadas para la reproducción de estos textos e ilustraciones.


La tortuga y el cuervo

Dicen que una vez, hace mucho tiempo, los pájaros estaban organizando una fiesta en el cielo.

Se los escuchaba hablar y comentar, contentos, lo lindo que iba a ser encontrarse todos a cantar juntos.

Pasaban los días, corría el rumor de los preparativos.

La tortuga quería ir, pero no sabía volar. No sabía cómo hacer. Pensó y pensó hasta que se le ocurrió una idea, averiguó quiénes irían, qué instrumentos llevarían y decidió que viajaría con el cuervo escondida adentro del bombo.

Y llegó el día. Al atardecer la tortuga se metió adentro del bombo, aseguró la tapa y esperó hasta que el cuervo estuviera listo. El pájaro peinó sus plumas, sacudió las alas, cargó el bombo y emprendió el vuelo. Voló, voló bien alto. Anduvo un rato y le pareció que el instrumento estaba un poco más pesado que de costumbre, pero estaba tan entusiasmado y con tantas ganas de llegar a la fiesta que no prestó atención.

Cuando llegó al cielo ya se oían las risas y la música. Buscó un lugar para dejar el bombo mientras saludaba a los amigos, y la tortuga aprovechó para salir y mezclarse por ahí con los invitados.

Algunas aves, al verla, le preguntaron cómo había llegado, porque les pareció raro ver una tortuga en el cielo. Les dijo que la había llevado un amigo.



La cosa es que bailaron y cantaron toda la noche. Los pájaros músicos acompañaron a los pájaros cantores y lo pasaron tan bien que quedaron en volver a encontrarse pronto.

Al terminar la fiesta, mientras se despedían, la tortuga volvió a esconderse dentro del bombo.



El cuervo saludó a sus amigos, cargó el instrumento y empezó a bajar.

“¡Cómo pesa este bombo! —pensó—. Debo de estar muy cansado.”

Y siguió volando y bajando. En una de esas, la tortuga se acomodó un poco y el cuervo sintió que el instrumento se sacudió.

“Qué raro, me pareció que se movía”, pensó.


Se quedó intrigado y decidió investigar qué pasaba. Destapó el instrumento y, al abrirlo, encontró a la tortuga ahí sentada lo más tranquila.

Le dio mucha bronca encontrarla; tanta bronca que dio vuelta el bombo y la intrusa cayó volando, pesada como una piedra.

La tortuga se salvó, pero desde entonces el caparazón le quedó con remiendos por los golpes que se dio al caer.


La chuña y el zorro

Era la hora de la siesta y el zorro andaba por el monte dando vueltas, hablando solo, buscando qué comer. Tenía tanta hambre que le sonaba la panza.

Desde que la chuña había hecho su nido en el patio de la casa del hombre, él no se podía acercar al gallinero.

El ave era muy buena guardiana, se pasaba todo el día vigilando los movimientos de la casa. Cada vez que él aparecía gritaba fuerte y lo sacaba corriendo.

El zorro llevaba días pensando cómo podía hacerse amigo de la chuña.

“Si la invito a comer, nos haremos amigos y voy a poder acercarme al gallinero a saborear unos tiernos pollitos.”

Y así fue. Después de ensayar un tono amable, se acercó y la invitó a almorzar.

La chuña, primero, lo escuchó medio desconfiada, pero, ante la insistencia y la promesa de la rica comida, aceptó.

Cuando llegó el día, fue a su cueva.

El zorro le ofreció una deliciosa miel de abejas que había juntado en el monte; sirvió un montón de miel dorada y sabrosa sobre una piedra muy chata. Angurriento como él solo, lamió la piedra hasta dejarla limpita y se relamió los bigotes satisfecho.

La chuña, con su pico, apenas si pudo tomar unas gotas. Se sintió engañada. “Zorro de porquería, ya me las vas a pagar”, pensó. Y decidió invitarlo a comer, para vengarse.

El zorro aceptó contento, pensando que todo iba bien.

“Qué bien, nos estamos haciendo amigos. Ya estoy más cerca del gallinero.”

Algunos días después, se encontraron bajo el nido de la chuña.

Ahí vio que la cena estaba servida en una vasija de cuello fino.

La chuña metía su pico en el recipiente y tomaba deliciosos tragos de miel.

El zorro intentaba meter el hocico, estiraba la lengua y no había caso, imposible tomar ni una gota.


Al final, se dio por vencido y se fue.

Pasó el tiempo, y dicen que todavía sigue rondando el gallinero y pensando cómo hacerse amigo de la chuña para acercarse a comer unos tiernos pollitos.



La chuña y el zorro y otros cuentos © Laura Roldán (textos), Horacio Gatto (ilustraciones); Editorial Longseller, Buenos Aires, 2009.


Laura Roldán nació en la ciudad de Córdoba, Argentina, y actualmente reside en el barrio de Caballito, de la Ciudad de Buenos Aires. Es escritora, investigadora en el género de la literatura infantil y, desde hace tiempo, se especializó en la recopilación de coplas, dichos, adivinanzas, cuentos populares y tradicionales. En la sección “Autores” de Imaginaria publicamos un amplio informe biográfico y bibliográfico de la autora, aquí.


Horacio Gatto
nació en Buenos Aires, Argentina, en 1959. Es ilustrador y diseñador gráfico. Realizó trabajos para diversas revistas infantiles y editoriales. En la sección “Galería” de Imaginaria, los lectores encontrarán más información y otros trabajos de este ilustrador, aquí.


Artículos relacionados:

 
Autores: Laura Roldán.

Galería: Horacio Gatto.

Ficciones: “Un lugar en el bosque”, cuento popular judío en versión de Laura Roldán.

Ficciones: “El Zorro y el Tigre”, cuento popular en versión de Laura Roldán.

Destacados: Leyendas, mitos y cuentos folklóricos latinoamericanos (I).

Destacados: Leyendas, mitos y cuentos folklóricos latinoamericanos (II)

Destacados: Leyendas, mitos y cuentos folklóricos latinoamericanos (III)

Comentarios cerrados