Pasen y vean… ¡y lean!

Libros recomendados: En cada entrega de esta sección se ofrece un listado de libros que, a nuestro juicio, merecen ocupar un lugar en los estantes de cualquier biblioteca infantil o juvenil. Su objetivo es colaborar con la tarea de selección bibliográfica del padre, docente o bibliotecario, señalando títulos, brevemente reseñados, que se destaquen por su calidad. Los libros que se incluyen en esta sección no son únicamente las novedades editoriales sino también aquellos que por distintos motivos se encuentran agotados o descatalogados. Pensamos que la formación de una buena biblioteca es también una pasión de coleccionista; no podrían faltar entonces aquellas piezas entrañables que seguirán fascinando a los lectores de todos los tiempos.

Selección bibliográfica de Roberto Sotelo

Introducción y reseñas de Fabiana Margolis

En este recorrido circense hay un poco de todo: divertidísimos cuentos con payasos, acróbatas y malabaristas; libros con instrucciones para armar personajes y construir el circo en casa; poesías que nos invitan a cantar y bailar haciendo equilibrio sobre la cuerda floja; y hasta una tenebrosa historia que transcurre en medio de un circo enigmático y escalofriante.

¡Pasen, vean y lean, que la función está por comenzar!



El circo. Un acercamiento al arte a través del juego
Texto, concepto y diseño: Macmillan Children’s Books.
Adaptación al castellano: Josep Ma. Pujol Moix.
Ilustrado con obras de varios artistas.
Barcelona, Ediciones Serres, 2002. Colección El arte en puzzle.

Una bellísima propuesta se esconde en las páginas de este libro: conocer el interior del circo a través de cinco obras de artistas famosos.

Así, el cuadro de Giandomenico Tiepolo (1727-1804), Polichinela y los saltimbanquis, nos permite descubrir cómo hace muchos años los saltimbanquis realizaban sus funciones en la calle; la pintura de Toulouse-Lautrec (1804-1901) nos invita a espiar dentro del camerino de una bailarina; de la mano de Georges Seurat (1859-1891) asistimos al espectáculo de una amazona haciendo equilibrio sobre su caballo; la obra de Renoir (1841-1919) nos muestra el número de dos pequeñas malabaristas; y el cuadro de Fernand Léger (1881-1955) nos deja ver el final de la función, cuando todos los artistas van a saludar a los espectadores.

El texto apela a preguntas para que los pequeños lectores se detengan en detalles de los cuadros y puedan admirarlos con detenimiento: “¿Los espectadores tienen un aire triste o alegre?”; “¿Cuáles son los tres colores principales del cuadro?”; “¿Cuántas personas hay en la pista?”.

Además, las obras se transforman en rompecabezas, proponiendo que el arte también puede apreciarse jugando.


¿Quién ha visto?
Ivar Da Coll

Ilustraciones del autor.
Bogotá, Grupo Editorial Norma, 1999. Colección Torre de Cartón.

Libro para los más pequeños, que seguramente se acercarán a este circo a través de sus coloridas ilustraciones y podrán disfrutar de una función a pleno: un elefante que oficia de anfitrión, una cebra en pijama que escupe fuego por la boca, cuatro monos saltando en la cuerda floja.

La pregunta que da título al libro se repite a lo largo de la historia, dando lugar a divertidas situaciones: “¿Quién ha visto a dos leones sosteniendo seis balones? ¿Quién ha visto a cuatro osos con disfraces muy graciosos?”.

Todos forman parte de este circo único y original, al que los lectores están invitados desde el momento en que se animan a abrir la tapa del libro.


Pasen y vean. Canciones del Circo
Silvia Schujer (texto) y Roberto Cubillas (Ilustraciones)
Buenos Aires, Editorial Atlántida, 2005. 

Adentrarse en este libro supone una maravillosa experiencia: a la vez que leemos las poesías que lo integran y nos deleitamos con las hermosas ilustraciones, podemos también animarnos a cantar y bailar, ya que el libro viene acompañado por un CD que musicaliza todas las letras.

Una orquesta atípica que interpreta los acordes de una siesta y termina quedándose dormida en medio de la función; divertidos payasos con mameluco y bonete; un gato que hace equilibrio sobre la cuerda floja; el mago Josefino Lafinur que se hace aparecer en medio del escenario, son algunos de los personajes que habitan este circo. Especialmente divertida resulta la caracterización de Adalberto Algarabía, el inventor de la alegría: “Empieza por las caras enojadas / pegoteándoles sonrisas encantadas. / Después les da un país lleno de amigos / a los tontos que pelean sin motivos.”

La voz de Julieta Szewach nos sumerge en una atmósfera de magia y encanto, como si en verdad estuviéramos presenciando la función.

Seguramente, al llegar al final del espectáculo nos den ganas de volver a entrar: entonces podemos abrir nuevamente el libro y sentarnos a disfrutar, una vez más, de sus poesías y canciones.

CD Canciones del Circo: Letras: Silvia Schujer. Música: Julieta Szewach. Arreglos y dirección: Mariano Fernández. Voz y piano: Julieta Szewach. Músicos: Pedro Furió, Matías Furió, Javier Acevedo, Matías Vardé. Locución: Aldo Boetto.


Olivia salva el circo
Ian Falconer

Ilustraciones del autor.
Traducción de Natalia Cervantes.
México, Fondo de Cultura Económica, 2002. Colección Los especiales de A la orilla del viento.

Quienes ya conozcan a Olivia seguramente se alegrarán al encontrarse con este libro-álbum, en el que la protagonista asiste a una función de circo y termina salvando el espectáculo.

Olivia es una niña-cerdita que vive intensamente, tiene dos hermanitos, odia su aburrido uniforme escolar y adora el color rojo. Con simpatía y un absoluto dominio escénico -ya que Olivia florece ante el público- se para frente a la clase y relata su experiencia de las vacaciones: “Un día mi mamá nos llevó a Ian y a mí al circo. (…) Pero cuando llegamos, todos los artistas del circo tenían una infección en los oídos.”

A Olivia no le queda otra alternativa que ayudar a que la función se realice y para ello debe transformarse rápidamente: Olivia la Dama de los Tatuajes, Olivia la Domadora, Olivia la Payasita, Olivia la Trapecista… Múltiples personajes para una Olivia inquieta e imaginativa, que no vacila en ningún momento en hacer lo que se espera de ella. Las exquisitas ilustraciones, en tonos grises con apenas un detalle en el color predilecto de la protagonista, acompañan su relato, poniendo de manifiesto su valor y versatilidad.

Un libro que invita a la relectura, para disfrutar nuevamente del espectáculo de la mano de una Olivia encantadora.


¿Qué crees tú que puedes hacer en mi circo?
Georgina Rôo
(texto) y Maximiliano Luchini (ilustraciones)
Ilustraciones de Cristian Turdera.
Buenos Aires, Pequeño Editor, 2007. Colección Incluso los grandes; Serie Los Clásicos de Pequeño Editor.

La historia comienza con la llegada del circo a la ciudad y el enorme entusiasmo que siente Joaquín al tomar la decisión de unírsele para trabajar allí; ya que él tiene una gran habilidad: es capaz de imitar a los pájaros y volar como ellos. Sin embargo, pronto se encontrará con que el dueño del circo es un hombre antipático y gritón que no sólo duda de su talento, sino que le cierra la puerta en la cara con un espeluznante ¡BLAM! que retumba en su cabeza.

Las ilustraciones, en colores fuertes donde se destacan los distintos tonos de verdes y rojos, ponen esa nota de alegría y entusiasmo que se desprende del pequeño protagonista.

De particular belleza es la última imagen: allí, entre los pájaros a quienes imita, Joaquín alza vuelo, frente a la admiración y los aplausos de toda la gente del circo, mientras que el dueño, malhumorado, se ha quedado solo en medio de una pista vacía. Y es que la magia del circo se ha trasladado hacia el cielo, donde Joaquín vuela con sus bracitos extendidos.


El circo
Javier Solchaga
(texto, ilustraciones y construcciones)
Madrid, Editorial Anaya, 2004. Colección Recicla y construye.

Quien abra este libro en busca de una historia seguramente se quedará sorprendido: aquí no hay relatos, ni poesías, ni preguntas que interpelen al lector. Sin embargo, se trata de una propuesta original: una invitación para construir personajes.

Con objetos que pueden ser reciclados y que todos tenemos a mano -como fósforos, chapitas, corchos o cajitas de cartón-, y a través de sencillas instrucciones, el autor propone la creación de todos aquellos personajes que pueblan la pista del circo: el domador, el trapecista, el payaso, el hombre de los zancos, la bailarina.

Una vez armados todos los personajes, será el momento de disponerlos sobre el escenario y, por qué no, darles voces para inventar con ellos mágicas y entretenidas historias.


Tarde de circo
Gustavo Roldán

Ilustraciones de Juan Manuel Lima.
Buenos Aires, Editorial e.d.b., 2005. Colección Flecos de Sol.

¿Qué mejor lugar para pasar la tarde que un circo? Pablito, un chico de nueve años recién cumplidos, contiene el aliento cada vez que aparece en escena un nuevo personaje. Y es que, como siempre vivió en un lugar pequeño y alejado al que nunca llegaban las compañías circenses, es la primera vez que puede asistir a una función.

Frente a sus ojos sorprendidos y emocionados desfilan equilibristas, malabaristas y trapecistas, un mago y hasta el domador de leones. Pablito siente por todos una enorme admiración y se imagina, de grande, ser como ellos. Pero entonces entra a la pista una hermosa muchacha que hace equilibrio sobre un caballo en movimiento. Y entonces… ¡Pablito se enamora como nunca!

El circo también puede ser un lugar donde los sueños y las ilusiones se hacen realidad: “Ahora Pablito duerme y sueña. (…) Sueña que es domador, después mago, después, trapecista. Sueña y sueña. Pero mago o trapecista, siempre, siempre, de novio con esa hermosa muchacha que hace saltos mortales sobre un caballo.”


Papá escapó con el circo
Etgar Keret
(textos) y Rutu Modan (ilustraciones)
Traducción de Andrea Fuentes Silva.
México, Editorial Fondo de Cultura Económica, 2004. Colección Los primerísimos.

¿Qué pasaría si un papá entusiasmado con el circo que visita la ciudad decidiera marcharse con él?

El narrador de la historia es uno de los hijos de este papá que encuentra fascinante la vida circense y que, luego de ver el espectáculo, decide escapar junto a los artistas.

Con mucho humor y espontaneidad, la historia deja entrever una clara diferencia entre lo que significa el circo para padre e hijos. Mientras que el primero siente una profunda fascinación por el espectáculo, que seguramente le permite evocar sus años de infancia, los hijos, acostumbrados a otro tipo de diversiones, prefieren otras actividades: “La verdad, Mihal quería ir a su clase de judo y yo quería quedarme en casa a ver televisión, pero sabíamos que papá se sentiría ofendido si no lo acompañábamos.”

La vuelta del padre significa un retorno a la “normalidad”, aunque las ilustraciones se encargan de demostrar que no todo será como antes. Y es que, a pesar del poco entusiasmo que el circo provoca en los demás miembros de la familia, queda demostrado que una experiencia circense puede llenar de magia y encanto la vida cotidiana.


Cuentos del circo
Ricardo Mariño

Buenos Aires, Ediciones Colihue, 1990. Colección Libros del malabarista.
Existe edición entregada con el periódico Página/12 (Buenos Aires, 1998).

En el circo de los Hermanos Tortorella no falta nadie: está la sardina Divina Cocó Mastrota, los acróbatas Kurt Krash y su esposa Kiti de Krash, los payasos Cocucho, Pepucho y Pacucho y el fabuloso mago Kedramán. Cada uno de ellos dará origen a uno de los cinco cuentos que integran este libro y le permitirán al lector conocer los entretelones de la función.

Circo poblado por personajes insólitos y divertidos, como Divina Cocó Mastrota, dispuesta a afrontar los peligros que supone un largo viaje a través de las tuberías hasta llegar al corazón mismo del circo y convertirse en una estrella. O como los payasos Cocucho, Pepucho y Pacucho, quienes se retrasan en una larga y graciosa conversación llena de malentendidos en vez de ayudar a los acróbatas en su número. O como Adalberto, “el increíble perro que escribe”, que un buen día comete los errores más insólitos porque… ¡se ha enamorado perdidamente de Cleopatra, una de las perritas del Coro de perritas cantoras!

Este libro obtuvo el Premio Casa de las Américas 1988.


“El malabarista”, viñeta de Víctor Viano


El tenebroso Cirque du Freak
Darren Shan

Traducción de Alejandro Pérez Viza.
Barcelona, Editorial Lumen, 2001. Colección La saga de Darren Shan.

El Cirque du Freak que visita el protagonista de esta novela es tenebroso y enigmático, poblado por peligrosos artistas. Darren y su mejor amigo Steve consiguen entradas para un misterioso circo cuya propaganda han descubierto por casualidad y, pese a que se trata de un espectáculo prohibido, deciden ir a la función.

Si bien algunos elementos de la trama son bastante previsibles, lo mejor de la historia se encuentra en el momento en que los jóvenes llegan al circo. En un clima de gran suspenso los artistas, grotescos y extravagantes, se suceden en la función: Rhamus Dostripas, capaz de comer tornillos, tuercas y estatuas de cristal; Truska, la mujer barbuda cuya barba es imposible de cortar; Gertha Dientes, quien puede morder barras de acero como si fueran rebanadas de pan; Míster Crepsley y Madam Octa, su pequeña tarántula; el niño cuyo cuerpo está cubierto de escamas y que puede reptar como una serpiente.

Los problemas comenzarán en el momento en que Darren, deslumbrado desde siempre por las arañas, siente una extraña fascinación por Madam Octa, la tarántula, y decide robarla. A partir de allí, toda su vida cambiará en un instante.

Con un ritmo ágil, la novela atrapa desde las primeras páginas y no da respiro hasta llegar al final. Por supuesto, al igual que el tenebroso Cirque du Freak, esta novela no es apta para asustadizos ni para quienes crean que todo es una inofensiva mentira.


El circo fantástico de los hermanos ABC
Varios autores
(ilustraciones)
Textos de Natalia Méndez.
Buenos Aires, Editorial Sudamericana, 2007. Colección Especiales.

Este fantástico circo tiene una particularidad: 27 artistas en escena, uno por cada letra del abecedario. En una propuesta pensada para los niños que poco a poco comienzan a acercarse a la lectura, desfilan ante nuestros ojos los diferentes animales y personajes: bichos bolita, canarios, gatos que tocan la guitarra, un perrito pekinés, el hombre invisible que se olvidó de sacarse las sandalias y hasta una sirena que presenta su teatro de sombras. Entrañables personajes apelan a todo su valor y ternura para deleitarnos en el escenario: “Y casi al final, el yacaré pide ayuda para su prueba: ¿alguien puede desenredar el hilo de su yo-yo?”.

Para ponerle imágenes a este circo fueron convocados algunos de los más prestigiosos ilustradores argentinos. Alberto Pez, Pablo Bernasconi, Irene Singer, Isol, Istvansch, Gustavo Aimar, Valeria Cis, Mónica Weiss, Cristian Turdera son algunos de los que se sumaron a la función.

El conjunto es un bellísimo libro que mezcla estilos, colores y técnicas y logra presentar el mundo del circo con gracia y originalidad.


Ilustración de Cristian Turdera


Artículos relacionados:

Reseñas de libros: Circo, de Fernándo González

Reseñas de libros: Jojo. Historia de un saltimbanqui, de Michael Ende

Reseñas de libros: Pollos de campo, de Ema Wolf

Teatro: El Cirque du soleil en Argentina, por Nora Lía Sormani

Teatro: Sanos y Salvos. Acróbatas que convierten el circo en poesía, por Nora Lía Sormani

7 comentarios sobre “Pasen y vean… ¡y lean!”

  1. florencia dice:

    Son una interesante propuesta para trabajar con los chicos, creo que voy a llevarlos al aula. Muchas gracias


  2. Jaqueline González dice:

    Hola!!! y gracias, porque me parece muy buena e interante esta propuesta. Espero continúen enviando, a través de la revista, títulos de libros infantiles y juveniles como sugerencia para que podamos llevarlos al aula o proponérselos a nuestros alumnos.Algunos títulos conozco, pero no todos. Me encanta la idea de este espacio…¡¡FELICITACIONES!!


  3. Susana Vitali EP º112 LaMatanza dice:

    Buenos días, agradezco infinitamente la posibilidad de contar con este valioso recurso para consultas. En la insticion educativa en la que trabajo hemos tomado en reiteradas oportunidades las sugerencias bibliográficas de Imaginaria. En este ciclo lectivo, se llevarán adelante en el área de Expresiones del Lenguaje, entre otros, el Eje del Circo, el que se trabajará además desde el Arte/Teatro/Plástica.Seguramente en meses próximos habrán registro en imágenes en nuestro blog.
    Un Saludo Cordial.


  4. Mauricio KAPLAN dice:

    Hermosa Silvia:
    mis 76 primaveras con niños, me permite el respeto de presentarme así.-
    Cincuenta años de pediatra, y ahora en cafés literarios.-
    Te solicito si tenés algún contenido, en donde se especifiquen tus producciones recomendando por edades: 0 a 100 años.-
    Muchas gracias.-


  5. sandra dice:

    Cuando lo descubrí en la Biblioteca de mi escuela, lo pedí y salí corriendo a leerlo para mis alumnos. Nos encantaron las historias!!!


  6. pitu dice:

    yo lo nesesito para la bibloteca de mi aula


  7. Eugenia dice:

    Este libro es excelente se lo compré a mi hijo hace un par de años y aún hoy en día le encanta!


Comentarios cerrados