Así se hizo la historieta Misión + Cota

por Chanti

En nuestra sección Ficciones publicamos dos historietas (una de ellas inédita) de Misión + Cota, una serie de Chanti que acaba de publicarse en formato de libro.

Misión + Cota es el sexto título de “Aventuras Dibujadas”, una colección de libros de historietas para el público infantil y juvenil editada en Argentina por Domus Editora (www.domuseditora.com.ar) y coordinada por César Da Col.

A continuación, su autor nos cuenta cómo trabajó en la creación y producción de la historieta.

Comencé a trabajar en Billiken Video hace como diez años; era una revista que traía un video de dibujitos de Disney o la Warner. A diferencia de la Billiken escolar, ésta era toda de juegos e historietas; pura diversión.

Entré a la revista gracias a Cecilia Blanco, la editora, quien sin conocerme fue confiando en mi trabajo. Al principio me encargó unas viñetitas de animales. Después seguí con humor, haciendo Colorín Colorado, una tira muda sobre cuentos clásicos infantiles.

Al año siguiente, le pedí a Cecilia hacer una historieta. Y así fue que publiqué Yoco Yaca -la historia de un yacaré amigo de una víbora y un sapo-, una tira sobre especies silvestres, donde había mucho de naturaleza.

Pasó otro año y la editora me pidió que hiciera una historieta totalmente diferente a la anterior. Es así que nació Misión + Cota, una historieta que plantea un futuro en el que no existen los animales y todo transcurre en un departamento. No existen los animales pero el protagonista los irá creando mediante una computadora llamada “La Paridora”.

De chico, siempre me gustó ver en las revistas esos juegos donde hacían un animal con partes de otros. Y el juego consistía en adivinar de qué animales estaba formado ese extraño ser (*).

Esto me dio pie para hacer una historieta donde pudiera jugar con eso. La revista era mensual y en cada capítulo Tomás, el protagonista, inventaba una mascota rarísima con partes de animales. Y siempre el experimento terminaba en un fracaso. Por eso el personaje decía como latiguillo: “¡Esto no es el fin!”

Cuando pensaba cada episodio, tenía que imaginarme por qué Tomás había decidido mezclar esos animales. Siempre había una razón, por más absurda que fuera. La estética de ese mundo futurista se asemejaba a un dibujo animado que miraba de chico: Los Supersónicos, de Hanna-Barbera.

El método de trabajo era como el de tantos colegas. Lo primero es la idea. Hay que bocetar e inventar la historia. A veces, como pueden ver en los bocetos, escribía nombres de animales e iba dibujándolos y mezclándolos a ver que salía. (Hacer click en las imágenes para verlas más grandes.)

Luego pueden ver cómo fue el proceso de los bocetos de la vagallenarafa.

Una vez que tenía mas o menos la idea y había definido la mascota de ese capítulo, debía relatar la historia. Lo hacia en lapiz que luego enviaba por fax a Cecilia para su aprobación. En algunos episodios le presentaba dos finales para que eligiera uno.

Una vez aprobada la historieta, la calcaba sobre un mejor papel (fabriano liso en mi caso) y la pasaba en tinta con estilógrafos de dieferentes grosores. Lo escaneaba y lo coloreaba en la computadora. Pero no sólo le daba el color con la máquina, sino que definía viñetas, globitos y escribía el texto.

Más allá de lo divertida que pudiera ser la historia, había un mensaje de fondo. Y era que no se puede jugar con la naturaleza (un poco en contraposición a todos estos experimentos genéticos que iban avanzando en el mundo científico). Y por el otro, mostraba un mundo tecnológico y frío, sin calidez humana y sin naturaleza. Un mundo que, si no lo cuidamos ahora, podemos llegar a vivirlo.


Nota de Imaginaria

 

(*) Hay libros que también plantean el juego que menciona Chanti. Por ejemplo el Animalario Universal del Profesor Revillod. Fabuloso Almanaque de la Fauna Mundial, de Miguel Murugarren (textos) y Javier Sáez Castán (ilustraciones) (México, Fondo de Cultura Económica, 2003. Colección Los especiales de A la orilla del viento).

 


 

 

Artículos relacionados:

Ficciones: Misión + Cota, historieta de Chanti (guión y dibujos)

Autores: Chanti

Galería: Chanti

Ficciones: MAYOR y menor: dos hermanos en cuadritos, historieta de Chanti

Reseñas de libros: Colección “Cuentos Naturales”, de Chanti

Reseñas de libros: Colección “El álbum de recuerdos de Facu y Café con Leche”, de Chanti

Galería: Caperucita según Chanti.

Biblioteca Imaginaria: Varias obras de Chanti

2 comentarios sobre “Así se hizo la historieta Misión + Cota”

  1. el tole dice:

    Hola, Chanti!!!
    Muy buenos tus dibujos.
    Soy Ilustrador y hago historietas para
    chicos también.
    Te felicito además por el diseño de tu blog.
    Espectacular.
    Un abrazo,

    Luis


  2. Jackie linda dice:

    Que honda! Chanti muchas felicidades en tu proyecto. Me gusta tu comentario al recalcar el mensaje que palpas en “Mision Mascota” Es verdad estamos viviendo epocas donde ni nosotros hubiesemos pensado vivir. El mundo de la tecnologia, y mas.
    Muchisimas felicidades y adelante, la carrera no es sencilla pero con un granito de arena SI SE PUEDE.


Comentarios cerrados