Carta abierta a la Fundación El Libro

Carta abierta
Al Presidente de la Fundación El Libro
A los Miembros del Consejo de Administración de la Fundación El Libro
A la Directora de Ferias de la Fundación El Libro
A los Miembros del Comité Organizador de la Feria del Libro Infantil y Juvenil

Nos dirigimos a Uds. para hacer manifiestas las razones que motivaron nuestra desvinculación del Comité Organizador de la Feria del Libro Infantil y Juvenil, ocurrida en el mes de mayo, como consecuencia de las renuncias de Kuki Miler, Susana Aime y Cristina Gabás (Presidenta, Vice Presidenta 2ª y Secretaria Ejecutiva, respectivamente).

Es oportuno señalar que, a lo largo de estos años, hemos avalado y colaborado con una gestión, la de Kuki Miler, impecable en su eficiencia y absolutamente comprometida con el crecimiento de la Feria Infantil y sus más genuinos objetivos: la promoción de la lectura y la difusión de los libros.

Consideramos que la modificación de la cláusula 3 del Reglamento hecha por el Consejo sin tener en cuenta la opinión del Comité en cuanto a que: “El ente organizador autorizará la participación, incluyendo la venta de productos, de expositores de otros rubros que contribuyan al éxito de la Muestra”, atenta directamente contra la coherencia y continuidad de un diseño, una idea y una concepción de Feria del Libro Infantil que logró con mucho esfuerzo poner el libro en el centro del interés, en el marco de un evento masivo destinado a los niños.

Creemos que ningún problema presupuestario debería anteponerse a los objetivos primordiales de la Feria y que la modificación de la cláusula 3 del Reglamento era innecesaria y su intencionalidad es poco clara. La venta no asociada al libro que incluye otros productos, sin establecer cuáles ni de qué tipo, puede llevar a la incorporación de ciertos objetos de consumo infantil que pongan en segundo plano y hasta desvirtúen el protagonismo de los libros.

Por otra parte y aún cuando desde el Consejo se sugiera que se consultarán las incorporaciones, el hecho presupone un riesgo en la medida en que cualquier otro producto que se ofrezca para la venta disminuirá la compra de libros. Esto implica una amenaza para los mismos editores/expositores, que se verán obligados a competir con otros rubros contra los que es sumamente difícil lidiar. También para los padres y asistentes, quienes se verán sorprendidos y presionados por “reglas de juego” diferentes a aquellas a las que la Feria los tenía acostumbrados y similares a las de los shoppings u otros paseos comerciales.

La modificación de la cláusula 3 del Reglamento contradice el objetivo de la Fundación El Libro, una entidad sin fines de lucro que tiene entre sus principios básicos trabajar por la difusión y la promoción del libro y que, en caso de necesitar más fondos para la realización de la Feria Infantil, debería acudir a otros mecanismos de financiación y/o recurrir a empresas que patrocinen actividades programadas por la Feria.

Queremos mencionar, por último, hasta qué punto nos sorprende (y apena) la falta de consideración de nuestras opiniones y de reconocimiento a nuestro trabajo profesional.

Se nos convocó para asesorar y apostar al cuidado de los contenidos de la Feria. Con ese fin, la mayoría de nosotros durante largos años y algunos incorporados más recientemente, aportamos nuestro tiempo, nuestras ideas y propuestas innovadoras. Y, de pronto, la modificación inconsulta de una cláusula malogró todos esos esfuerzos ya que desvirtúa el marco mismo de la Feria. Es posible que esto no sea evidente en lo inmediato, pero la permanencia de ese agregado se constituye en un peligroso precedente para las próximas.

Nos retiramos con la convicción de haber colaborado en la mejora y en el constante crecimiento de la Feria Infantil y Juvenil, afianzando al mismo tiempo su finalidad principal. Pero lamentamos las acciones que motivaron las renuncias y tener que desvincularnos con tanta incertidumbre en cuanto al futuro de la misma.

Creemos sinceramente que manteniendo las premisas anteriores se puede continuar ayudando a que la Feria siga siendo un lugar privilegiado para los niños y las personas cercanas a ellos, docentes, bibliotecarios, autores, ilustradores y su labor con los libros. Tenemos la certeza de que solo siendo críticos frente a estos cambios y fieles a nuestras ideas como profesionales, podemos contribuir a que así sea.

Saludan a Uds.,

Silvia Schujer, Elisa Boland, Sandra Comino, Graciela Guariglia, Nora Lía Sormani, Marta Polimeni, Adrián Cabral y Guillermo Mascitti.

22 comentarios sobre “Carta abierta a la Fundación El Libro”

  1. MONICA dice:

    Lamento los motivos que obligaron al alejamiento de las autoridades del Comite Organizador.
    Lamento que la Feria del Libro Infantil y Juvenil incluya elementos distintos al libro en su edicion.
    Como mamá amante de los libros ( y por ende de la Feria) llevo a mis hijas año a año a esa Fiesta, para que amen la lectura. Y gracias a Uds. lo estoy logrando.
    Me gustaria que las nuevas autoridades revean la clausula enunciada, o tengan el criterio suficiente para determinar que cosas pueden exponerse que no opaquen al LIBRO.


  2. Carolina dice:

    Hola, soy de Salta. Nunca presencié la Feria del Libro Infantil y Juvenil, pero estoy de acuerdo con que NO se vendan otros productos que desvíen y entorpezcan la atención de los concurrentes, esto atentaría con el objetivo que persigue la Feria.


  3. Marta Schvartzman dice:

    Nuestros niños y jóvenes están saturados de
    espacios de “… exposición y venta de todo tipo de productos de todo tipo de rubros …
    De lo que se carecerá en el futuro, según parece, será de UN espacio anual para EL LIBRO INFANTIL Y JUVENIL.
    ¿Qué hubiera opinado Graciela Cabal?


  4. Alicia Mestre dice:

    Comparto lo manifestado por las autoras de la Carta Abierta a la Fundación del Libro.
    Lamento profundamente la decisión del Consejo de modificar la cláusula 3 del Reglamento porque, sin lugar a dudas, va a desvirtuar los objetivos históricos de la Feria del Libro Infantil y Juvenil.


  5. Elisa dice:

    ME PARECE MUY ACERTADO EL FUNDAMENTO DE LA CARTA.
    ES UNA PENA QUE SE DESDIBUJE EL OBJETIVO FUNDACIONAL DE LA FERIA.
    SI QUEREMOS FOMENTAR LA LECTURA, LA COMPRA Y VENTA DE LIBROS: QUE NCESIDAD DE INCORPORAR LO QUE SOLO HACE AL EXITO COMERCIAL? O ES QUE NO TENEMOS FE EN LA ATRACCION DEL LIBRO POR EL LIBRO MISMO?
    SOY BIBLIOTECARIA QUE ESPERA LAS VACACIONES DE INVIERNO PARA IR A ESTA FERIA MAS ESPECIFICA PARA MI FUNCION … Y CREIA MAS LIBRERA Y MENOS “MISCELANICA”
    GRACIAS POR PODER EXPRESARME A FAVOR DE LOS FIRMANTES DE LA CARTA


  6. PAOLA dice:

    ¡Apoyo 100% su causa! Si bien la mayor pérdida radica en que Uds., los que piensan así, se hayan desvinculado, es muy loable que se mantengan fieles a sus ideales y a los de la Feria. Como mamá, maestra y amante de la Literatura Infantil, convoco a que todos los que pasemos este año por la Feria, firmemos el libro de visitas expresando nuestra opinión acerca de este gravísimo episodio.
    ¡¡Gracias por compartir la carta!!


  7. Joselina, de Santa Fe dice:

    Coincido con los comentarios, es una pena que esta prestigiosa Feria corra peligro de peder su eje, su centro: el encuentro con los libros.
    Este era un ámbito en el cual los libros se convertían en protagonistas, esperemos que las autoridades actuales, sepan estar alertas (es decir que no caigan en la tentación que abre la clausula 3) para salvaguardar el espíritu que caracteriza este evento: la promoción del libro y la lectura.


  8. Virginia dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que Uds. plantean, durante muchos años he disfrutado de la feria como un lugar de privilegio para los chicos, donde el libro era el protagonista ¡que pena que el objetivo de esta feria se desdibuje!
    Apoyo la propuesta de Paola en lo referente a firmar el libro de visitas expresando nuestra disconformidad con esta clausula.


  9. Maria Fernanda dice:

    Voy todo los años a la feria con mis hijos, siempre fue un espacio de calidad y de contacto real con la comunidad lectora.Este año voy a ir con mis alumnos de sala de 5 años.Es momento de entender que no todo es “mercado”, “consumo”;los libros, la lectura es placer que abre cabezas, que modifica mundos…Esto es lo que yo les enseño a mis alumnos,eso que no se compra ni se vende.


  10. Alba dice:

    ¡Qué pena me da! Evidentemente han logrado colarse otros interés. Desde las aulas, los docentes luchamos todos los días por acercarle a nuestros chicos el maravilloso mundo de las palabras y con ellas el conocimiento, la reflexión, el debate. La Feria del Libro Infantil siempre fue el momento oportuno para que los chicos se encuentren con todas esas historias escuchadas en la escuela o que descubran otras nuevas.
    A lo mejor, ahora, encontrarán una tentadora hamburguesa o algún muñeco exótico o dulces de brillantes colores.
    Espero que estos comentarios ayuden para que reflexionen y puedan evaluar en qué medida estas modificaciones son, en definitiva, beneficiosas para nuestros chicos.
    Gracias a los profesionales firmantes de la Carta Abierta.


  11. Silvia Amisano dice:

    Adhiero totalmente a las palabras expresadas en la carta. La Feria del libro es uno de los pocos centros culturales accesible a todo público donde, palabras escritas e ilustraciones, nos une con la magia de los libros. Ya tenemos que pelear con ediciones que alejan el sentido del libro, o desatienden la calidad literaria. ¿Ahora tenemos que pelear tambien con marcas y productos que solo difunden el consumismo?


  12. Fabiola Etchemaite dice:

    FELICITO A Silvia Schujer, Elisa Boland, Sandra Comino, Graciela Guariglia, Nora Lía Sormani, Marta Polimeni, Adrián Cabral y Guillermo Mascitti por denunciar estos cambisos y por renunciar a ser cómplices de esta aberración. Ya construiremos otro espacio, no lo dudo.


  13. Daniela García Schnetzer dice:

    Creo que lo que está destruyendo al libro son los catálogos puramente comerciales de las editoriales. Las licencias, los libros sin autor, creados a partir de estrenos de películas animadas o de muñequitas rosas. Desvalorizan al lector y un lector desvalorizado es un lector perdido.


  14. claire runnacles dice:

    Me da mucha tristeza enterarme de esto.
    Como bibliotecaria escolar bilingue, he tenido experiencia de lo daniño que es agregar articulos que no sean libros dentro del marco de una feria del libro. Mi primer año como coordinadora de la feria en la escuela nos mandarón lapices, diarios intimos, calculadoras, llaveros etc, ademas de libros. A los chicos les encantaron, al tal punto que el interes por los libros fue muy bajo. Desde entonces no permitimos la venta de dichos productos ( ademas de mala calidad y caras) y el interes por los libros fue creciendo a pasos.La Feria del Libro Infantil-Juvenil no puede convertirse en otro “shopping”

    Atte,
    Claire


  15. Ester dice:

    Visité una vez más la Feria de los grandes este año y no puedo menos que manifestar mi desconcierto por esa diversificación, in vasión o como quieran llamarlo, de productos que poco y nada tienen que ver con el Libro. Como docente, amo y necesito nutrirme de ambas ferias, pero no soporto una caminata sin fin por un shopping variopinto, que ni siquiera me recuerda por dónde estoy caminando. La Feria de los Chicos, a la que siempre llevé a mis hijos hoy grandes, fue siempre la fiesta de la lectura, por favor no me la hagan perder.


  16. olga zavievicius dice:

    adhiero ala actitud tomada ,la lucha por la costumbre de la lectura no debe compartir espacios


  17. Laura dice:

    No solamente adhiero a lo expresado en la carta, sino que me atrevo a otra opinión, que quizás tb. tenga que ver con la nueva política organizativa. Por qué no se tiene en cuenta el receso de la gente del interior para programar las Jornadas para docentes???
    Soy profesora de Literatura en Santa Fe, asistí -con enorme placer- durante 17 años consecutivos a la Feria Infantil y ahora, desde los últimos dos años me es imposible ir porque las Jornadas
    coinciden con el comienzo de los exámenes terciarios en los Institutos de Profesorados. Para lo cual, no hay licencia que valga, si uno es presidente de mesa…

    Por estos tiempos de soporte al tan mentado federalismo, habría que tener en cuenta a la gente del interior desde todos los ámbitos, pero especialmente desde el cultural…Muchas gracias


  18. Mariel dice:

    Adhiero a la carta, ya que estos cambios no favorecen en nada a la tan mentada Feria del Libro Infantil y Juvenil, haciendo de ella un negocio más y alejandose del objetivo primordial: “la lectura por placer”


  19. Marina Herrera dice:

    La Feria del Libro Infantil y Juvenil es año tras año un éxito. No necesita incorporar “un shopping” para acrecentar las ventas.Defendamos este espacio sólo de libros. Por todas las razones expuestas anteriormente adhiero y comparto las razones por las que las autoras de la carta abierta se desvincularon del comité organizador


  20. María Canale dice:

    Silvia, Elisa, Sandra, Graciela, Nora Lía, Marta, Adrián y Guillermo:
    Me da mucha pena que hayan tenido que renunciar, pero también los felicito porque estas cosas exceden los límites de la tolerancia.
    Gracias por dar a conocer vuestra carta, por mantener, sostener, defender, custodiar, cuidar, querer y compartir la palabra; la de ustedes, la de los libros; que en definitiva es mantener, sostener, defender, custodiar, cuidar, querer y compartir la vida.
    Un cariño grande
    María


  21. selva dice:

    Lamento lo sucedido y adhiero a las razones que llevaron a la desvinchulación. Pero me gustaría agregar que desde hace un par de años existen stands donde se venden artículos de consumo que no son libros. Pero hay algo todavía más insólito; se promueve la Feria como un espacio dedicado a la literatura infantil y juvenil y por otro lado se anuncia que la entrada será gratuita para niños de hasta 12 años mientras que hay otra tarifa para los adultos. Docentes, jubilados e invitados varios tienen ciertos privilegios.
    ¿en qué categoría entrarían los “juveniles”? ¿cómo se promueve que los adolescentes se acerquen a la Feria?
    Pido mis disculpas si no es el lugar adecuado para la descarga, pero es que este año me toca de cerca y estoy un poco enojada con la Feria.


  22. Coni Salgado dice:

    Hola a todos!!!

    Hace tiempo quiero dejar mi opinión sobre el tema…
    Estuve en la feria del libro algunos días…
    Soy docente y escritora dando primeros pasos…
    Pienso que en la feria del libro debería haber todo lo relacionado directamente con los ¨libros¨
    Es decir ¨libros¨
    En una feria de muñecas en general suele haber muñecas, en una feria de ciencias, stands relacionados con las ciencias, en una feria de ropa usada… ¨ropa usada¨ y así podemos seguir…

    Como docente vi mucho material comercial como títeres, juguetes didácticos, zancos, ciertos productos que no se relacionan de manera directa con el fomento del acercamiento al libro, que creo, es o fue siempre el principal interés de los organizadores….
    Se tendría que pasar a llamar ¨Feria para niños¨,solo eso…

    aunque me gustaría que si estos productos con fines puramente comerciales se instalarán en otro tipo de feria, se pudiera volver
    a la esencia del encuentro puro entre

    ¨niño- libro¨

    porque de eso se trata!!!

    Vi grandes colas de niños e pidiendo juguetes, como juegos para armar collares, muñecas, títeres y creo que en cierta forma la literatura anda por todos lados, esos podrían ser complementos para dramatizar una obra literaria, o contar un verso… pero no dejan de ser otro tipo de juguetes relacionados con otras artes como la dramatización, pero no creo que fueran presentados con el fin de complementar la literatura…

    Pero si generalizamos todo tendrá que ver con todo… y entonces la feria pasará a ser feria sin especificación alguna…

    Por suerte había más libros que otra cosa, y muchas actividades interesantes y creo que estuvo linda y organizada…

    pero apoyo la desición de quienes se desvincularon de la comitiva organizadora, y deseo que quienes la conforman actualmente recapaciten si es tan necesario para la cultura y el fomento de la lectura en los niños y el contacto con los libros que el año próximo sigan exponiéndose productos de otro rubro…

    Toda mi admiración a aquellos que no forman más parte del Comité organizador de la feria

    y mi felicitación para aquellos que la llevaron a cabo de manera organizada, y mi deseo de que evaluen tan solo este punto…

    Porque frente al stand de muñecas, había uno de libros vacío, porque el juguete llamaba más vistosamente tanto al padre como al niño…

    El libro debe ser como un juguete para apropiarse, para vivirlo, para escucharlo, tocarlo, sentirlo… eso debe proponerse en la feria…

    y si aun así no sucede, cada niño es libre de sentir…y respetado, pero los adultos debemos ofrecerles el acercamiento…

    Ojalá sirva su renuncia para que el año próximo esta desición cambie!

    GRACIAS!!!

    Y ya que estoy los invito como siempre…

    A LA LUNA NARANJA, un espacio mágico que coordino y que me llena de sueños de tinta, y deseo compartir con el resto del mundo… e invitar a los escritores e ilustradores a sumarse!!!

    http://lalunanaranja.blogspot.com/

    Abrazos con gusto a cuento!

    Coni Salgado

    coordinadora de La luna naranja: literatura para niños

    contacto: lalunanarana-owner@gruposyahoo.com.ar

    web: http://lalunanaranja.cruzagramas.com.ar

    suscripción: http://www.gruposyahoo.com.ar/group/lalunanaranja/join

    Un proyecto de cruzagramas (http://www.cruzagramas.com.ar)

    un grupo de escritores en busca de alternativas


Comentarios cerrados