David McKee

Informe preparado por Marcela Carranza


Biografía

“Cuando pienso en los álbumes, veo que no sólo es un tipo de libros para niños, es también un libro para adultos, con una forma peculiar. Yo pienso en trabajar para mí, para los niños y para los adultos. Me gusta pensar que escribo para el adulto que el niño será un día y para el niño que aún está en el adulto.”

David McKee

“En las biografías que han hecho de mí, tanto el lugar como la fecha de mi nacimiento han sido registradas de manera diversa e irregular. Sin embargo, lo que es absolutamente cierto es que me crié en South Devon, en un pueblo llamado Tavistock a la orilla del Dartmoor y que tuve la suerte de poder caminar solo, incluso a muy temprana edad, por los páramos; algo que hoy, ni siquiera en sueños sería posible. (…)

Al finalizar la escuela, cuando ya era hora de tener un empleo tuve que trabajar con mi padre. Él tenía (y daba) dos semanas de vacaciones al año, mientras que en la escuela me daban tres meses al año. Pude darme cuenta, incluso a esa temprana edad, de que eso significaba un escalón atrás, y que de alguna manera tenía que mantener esos tres meses de vacaciones. La única forma era quedándome en la escuela.

Por eso pasé los próximos seis años en la Escuela de Arte y cuando los terminé, pude concluir que existía algo mejor que ‘tres de doce’, y por lo tanto debía pasar los doce meses del año en vacaciones y olvidarme del trabajo por completo. Y de hecho eso fue lo que hice.” (1)

David McKee estudió en la escuela de arte de Plymouth, luego se trasladó a Londres donde estudió en el Howsen College of Art. Comenzó a dibujar tiras cómicas para diarios y revistas aún antes de terminar la Universidad. McKee descubrió en sus dibujos la influencia de Steinberg y André François, y sería la obra de este último la que lo decidiría a transformarse en un autor de libros para niños.

“Convertirme en ilustrador no sucedió de la noche a la mañana; fue, más bien, el resultado de la combinación de muchos factores. (…) Encontré un libro llamado Crocodile Tears (2) de André François, y como solía contar historias a mis amigos en la universidad, pensé: ‘quizás, yo pueda hacer eso también’. Así que comencé a producir libros para niños.” (3)

Su primer libro para niños fue Two Can Toucan (4) publicado en 1964 y reilustrado por el autor en 1985. Además de crear libros infantiles David McKee realiza dibujos animados. Su primera película, sólo parcialmente animada, se transmite aún en la BBC, la serie llamada: Mr. Benn. McKee forma parte de una productora de animación: King Rollo Films, que realiza películas de su autoría pero también de otros artistas.

Su creación más famosa es Elmer (5), el elefante multicolor inspirado en la obra de Paul Klee, cuyas historias han sido publicadas en más de veinte países.

El libro-álbum según McKee

Para David McKee el libro para niños -y en particular el libro-álbum- posee características peculiares que ofrecen al artista y a los lectores múltiples posibilidades.

“Como forma creativa el libro es único. La música se compone a una velocidad que controlan tanto el compositor como los músicos. Si el que escucha se pierde de algo, mala suerte, los próximos acordes ya comenzaron.

En la pintura, el espectador puede tomarse todo el tiempo que quiera para estudiar la obra, pero toda la pieza está a la vista desde el principio.

En el libro, el escritor controla el orden en el que se revelan los hechos, pero el lector controla la velocidad a la que se reciben. El lector decide si quiere terminar el libro en una sentada o en varias lecturas. Los pasajes pueden leerse y releerse hasta que se comprendan, o simplemente por el placer de disfrutar las palabras. Este control que tiene el lector sobre el libro se hace aún más patente en el caso del libro-álbum.” (6)

Si bien convencionalmente se considera al libro-álbum como un tipo de libro destinado a los más pequeños, McKee señala que en realidad esto obedece a una clasificación automática fruto de una lectura superficial tanto del texto como de las ilustraciones. El libro-álbum es para este autor el libro perfecto para ser compartido entre adultos y niños y “tanto niños como adultos pierden si no comparten su lectura”. (7)

Para McKee el libro es algo físico, “algo que necesitamos tornar, dar vuelta en todas las páginas para ver la imagen de frente, lo que ocurre debajo, lo que pasa en el interior de un edificio.” (8)

Esta idea, la de ver las cosas desde varios puntos de vista a la vez, señala el autor, proviene del cubismo, pero también de los niños. Al igual que en las ilustraciones infantiles, McKee puede decidirse por hacer una persona más grande, aún cuando la perspectiva no lo indique, “pero si es más importante que los demás por qué no va a ser más grande”. (9)

Este juego trasgresor con las reglas de la perspectiva que obliga a la manipulación física del libro puede observarse con claridad en El cochinito de Carlota (10). Allí la historia que relata el texto apenas ocupa una mínima parte de la ilustración, mientras el resto de la imagen, desde diversos puntos de vista simultáneos, nos ofrece otras historias con mayor o menor desarrollo. Una de ellas, la de la pareja con un corazón, por ejemplo, puede seguirse a través de todas las páginas del libro.

Según McKee señala en su artículo: “El libro-álbum como medio”, es en Odio a mi osito de peluche (11), donde se ha propuesto explorar con mayor énfasis las posibilidades creativas del libro-álbum. Aquí también el texto desarrolla una historia que aparece ilustrada en un pequeño sector de las imágenes, pero éstas no se limitan a lo que el texto narra, sino que simultáneamente el lector hallará otras historias, como la de las misteriosas manos gigantescas acarreadas por los personajes a través de las páginas.

Para McKee el álbum es un espacio de libertad creativa, y de este modo también un espacio de libertad para los lectores. “Les doy libros con ideas dentro, con pensamientos míos y de otras personas, pero la gente encuentra cosas por sí misma. Uso palabras e ideas que los lectores ya tienen dentro de sí. No me gusta poner las cosas muy claras, prefiero hacer historias más abiertas que tengan varias lecturas y que cada lector pueda encontrar la suya.” (12)

David McKee ha ganado varios premios, entre ellos el Deutscher Jugendliteraturpreis, 1987, por Dos monstruos (13); el Children’s Choice selection, International Reading Association/Children’s Book Council, en 1997 por Elmer y Wilbur (14), y en 1999, por Elmer Take Off.

En 2006, David McKee fue nominado como ilustrador para el Premio Hans Christian Andersen representando al Reino Unido.


Fragmento de una ilustración del libro Los amigos de Elmer


Notas

(1) McKee, David. “El libro-álbum como medio”. En: El libro-álbum: invención y evolución de un género para niños. Caracas, Banco del Libro, 1999. Colección Parapara-Clave. Pág. 157.

(2) Nota de Imaginaria: McKee se refiere al libro realizado por André François ¡en 1956!, un impresionante antecedente, tanto de los libros-álbum como de los libros-objeto. El libro venía en un estuche que simulaba una encomienda postal con una leyenda que advertía sobre su contenido: “¡OJO! FRÁGIL – 1 cocodrilo”. Del otro lado, una ventana calada en el estuche dejaba ver la cabeza del reptil (el dibujo del cocodrilo completo ocupaba tapa y contratapa del libro que venía en el interior).

Este libro tuvo una primera edición en castellano en la editorial Lumen (1961), hoy descatalogada e inhallable. Pero por suerte Lágrimas de cocodrilo acaba de ser reeditado por Factoría K de Libros (Vigo, 2007), con traducción de Xosé Manuel González, en su colección “Cajón Infantil”.

(3) McKee, David. Op. cit.; pág. 157-158.

(4) McKee, David. La historia de Tucán / Two Can Toucan. Ilustraciones del autor. Traducción de Gonzalo García. Madrid, Editorial Anaya, 2007. Colección We read / Leemos.

(5) McKee, David. Elmer. Ilustraciones del autor. Traducción Juliana Duque Mahecha.

Bogotá, Grupo Editorial Norma, 2005. Colección Elmer.

Nota de Imaginaria: En la sección “Reseñas de libros” publicamos un comentario sobre éste y otros títulos de la serie del popular elefante de colores.

(6) McKee, David. Op. cit.; pág. 159-160.

(7) McKee, David. Op. cit.; pág. 160.

(8) García Sobrino, Javier. “Entrevistamos a David McKee”. En: Peonza. Revista de literatura infantil y juvenil Nº 39; Santander (Cantabria, España), diciembre 1996; pág. 48.

(9) García Sobrino, Javier. Op. cit.; pág. 48.

(10) McKee, David. El cochinito de Carlota. Ilustraciones del autor. Traducción de Diana Luz Sánchez. México, Fondo de Cultura Económica, 1999. Colección Los especiales de A la orilla del viento.

(11) McKee, David. Odio a mi osito de peluche / I Hate My Teddy Bear. Ilustraciones del autor. Traducción de Gonzalo García. Madrid, Grupo Anaya, 2005. Colección Anaya English.

Nota de Imaginaria: En la sección “Reseñas de libros” publicamos un comentario sobre este libro.

(12) García Sobrino, Javier. Op. cit.; pág. 49.

(13) McKee, David. Dos monstruos / Two Monsters. Ilustraciones del autor. Traducción de Gonzalo García. Madrid, Editorial Anaya, 2007. Colección We read / Leemos.

(14) McKee, David. Elmer y Wilbur. Ilustraciones del autor. Traducción Juliana Duque Mahecha. Bogotá, Grupo Editorial Norma, 2005. Colección Elmer.

En la sección “Reseñas de libros” publicamos un comentario sobre éste y otros títulos de la serie del popular elefante de colores.


Bibliografía en español

Informe preparado por Marcela Carranza con la colaboración de Roberto Sotelo.

Como autor integral (texto e ilustración)

Lord Rex. El león envidioso. Traducción de A. L. Reynoso. Buenos Aires, Ediciones Librerías Fausto, 1977.

El mago y en hechicero. Traducción de A. L. Reynoso. Buenos Aires, Ediciones Librerías Fausto, 1977.

El mago que perdió su magia. Traducción de A. L. Reynoso. Buenos Aires, Ediciones Librerías Fausto, 1978.

Ahora no, Fernando. Traducción de Juan R. Azaola. Madrid, Ediciones Altea, 1984. Colección Altea benjamín.

Los dos almirantes. Traducción de Juan R. Azaola. Madrid, Ediciones Altea, 1984. Colección Altea Benjamín.

¡Tú, Can! Tucán. Traducción de María Elena Walsh. Buenos Aires, Hyspamérica Ediciones, 1986. Colección Veo-Veo, Mi primera biblioteca.

La roca y la colina. Traducción de Aurelio de Iztueta. Madrid, Ediciones Altea, 1986. Colección Altea benjamín.

Negros y Blancos. Traducción de Juan R. Azaola. Madrid, Ediciones Altea, 1986. Colección Altea benjamín.

No quiero el osito. Traducción de Gabriel Barea. Madrid, Editorial Espasa-Calpe, 1986. Colección Austral Infantil.

Los dos monstruos. Traducción de Agustín Gervás. Madrid, Editorial Espasa-Calpe, 1987. Colección Austral Infantil.

La triste historia de Verónica. Traducción de Herminia Dauer. Barcelona, Editorial Timun Mas, 1992. Colección La nube de algodón.

El monstruo y el osito. Traducción de Myrna Rivera. Madrid, Editorial Espasa-Calpe. 1993. Colección Austral Infantil.

¿Qué es ese ruido, Isabel? Traducción de Elena Umbert. Barcelona, Editorial Timun Mas, 1994. Colección La nube de algodón.

Otra broma de Élmer. Traducción de Catalina Domínguez. México, Editorial Fondo de Cultura Económica, 1994. Colección Los especiales de A la orilla del viento.

Minilibros Rey Rollo (seis títulos): Rey Rollo y el baño; Rey Rollo y el Rey Fermín; Rey Rollo y los platos; Rey Rollo y la búsqueda; Rey rollo y los zapatos nuevos; Rey Rollo y el pan. Caracas, Ediciones Ekaré, 1995. Estos títulos también fueron publicados por Ediciones Altea (Madrid, 1979) en la colección Altea benjamín.

El baño de Élmer. México, Editorial Fondo de Cultura Económica, 1995. Colección A la orilla del viento. Realizado en material plástico.

El chapuzón de Élmer. México, Fondo de Cultura Económica, 1995. Colección A la orilla del viento. Realizado en material plástico.

Elmer. Traducción de María Puncel. Madrid, Ediciones Altea, 1995. Colección Historias para dormir.

Elmer y Wilbur. Traducción de María Puncel. Madrid, Ediciones Altea, 1996. Colección Historias para dormir.

El día de Elmer. Madrid, Editorial Anaya, 1997. Colección Mi primera sopa de libros. También editado como Un día con Élmer por Fondo de Cultura Económica (México, 1999; colección A la orilla del viento).

Elmer y el tiempo. Madrid, Editorial Anaya, 1997. Colección Mi primera sopa de libros. También editado como Élmer y el clima por Fondo de Cultura Económica (México, 1999; colección A la orilla del viento).

Los amigos de Elmer. Madrid, Editorial Anaya, 1997. Colección Mi primera sopa de libros. También editado por Fondo de Cultura Económica (México, 1999; colección A la orilla del viento).

Los colores de Elmer. Madrid, Editorial Anaya, 1997. Colección Mi primera sopa de libros. También editado por Fondo de Cultura Económica (México, 1999; colección A la orilla del viento).

El príncipe Pedro y el osito de peluche. Traducción de Néstor Busquets. Barcelona, Editorial Lumen, 1997. También editado como El príncipe Pedro y el oso de peluche por Grupo Editorial Norma, con traducción de María Candelaria Posada (Bogotá, 2001; colección Buenas Noches).

El libro sorpresa de Elmer. Barcelona, Editorial Timun Mas, 1997.

Cebra tiene hipo. Traducción de Carmen Diana Diarden. Caracas, Ediciones Ekaré, 1998. Colección Primeras Lecturas.

El cochinito de Carlota. Traducción de Diana Luz Sánchez. México, Editorial Fondo de Cultura Económica, 1999. Colección Los especiales de A la orilla del viento.

Elmer sobre zancos. Traducción de P. Rozarena. Madrid, Ediciones Altea, 1999. Colección Historias para dormir.

¿Dónde está Elmer? Traducción de Oscar Vendrell e Imma Lizondo. Barcelona, Editorial Montena-Mondadori, 2001.

El concierto de Elmer. Barcelona, Editorial Montena-Mondadori, 2001.

Elmer juega al escondite. Barcelona, Editorial Montena-Mondadori, 2001.

El nuevo amigo de Elmer. Barcelona, Ediciones Beascoa, 2003.

Los conquistadores. Traducción de Esther Rubio. Madrid, Editorial Kókinos, 2004.

Tres monstruos. Traducción de Carmen Diana Dearden y María Francisca Mayobre. Caracas, Ediciones Ekaré, 2005. Colección Libros de todo el mundo.

Serie de Elmer. Traducción de Juliana Duque Mahecha. Bogotá, Grupo Editorial Norma, 2005-2006. Títulos: Elmer; Elmer y Wilbur; Elmer en zancos; Elmer y el extraño; Elmer y el viento; Elmer y los hipopótamos; Elmer en la nieve; Elmer y el osito perdido; Elmer y Mariposa; Elmer y el abuelo Eldo; Elmer y la serpiente; Elmer y Rosita. Además: Libro de rompecabezas de Elmer.

¿Quién es la señora García? Traducción de María Villa. Bogotá, Grupo Editorial Norma, 2006. Colección Buenas Noches.

Colorea con Elmer. Barcelona, Ediciones Beascoa, 2006.

Las sorpresas de Elmer. Barcelona, Ediciones Beascoa, 2006.

Ahora no, Bernardo / Not, now, Bernard. Traducción de Gonzalo García Rodríguez. Madrid, Editorial Anaya, 2005. Colección We read / Leemos.

Odio a mi osito de peluche / I hate my Teddy Bear. Traducción de Gonzalo García Rodríguez. Madrid, Editorial Anaya, 2005. Colección We read / Leemos.

La triste historia de Verónica / The sad story of Verónica, who played the violin. Traducción de Gonzalo García Rodríguez. Madrid, Editorial Anaya, 2005. Colección We read / Leemos.

Dos monstruos / Two Monsters. Traducción de Gonzalo García Rodríguez. Madrid, Editorial Anaya, 2007. Colección We read / Leemos.

La historia de Tucán / Two Can Toucan. Traducción de Gonzalo García Rodríguez. Madrid, Editorial Anaya, 2007. Colección We read / Leemos.

Negros y blancos. Traducción de Juan Ramón Azaola. Madrid, Editorial Anaya, 2008. Colección Sopa de Cuentos.

Como ilustrador o en coautoría

Joachim el barrendero, de Kurt Baumann (texto) y David McKee (ilustraciones). Traducción de Humpty Dumpty. Barcelona, Editorial Lumen, 1981.

La Superabuela, de Forrest Wilson. Ilustraciones de David McKee. Traducción de Juan Godo Costa. Barcelona, Editorial Aliorna, 1987. Colección Aliorna Joven.

Superabuela, todo marcha, de Forrest Wilson. Ilustraciones de David McKee. Traducción de Mireia Oliva. Barcelona, Editorial Aliorna, 1987. Colección Aliorna Joven.

Superabuela superstar, de Forrest Wilson. Ilustraciones de David McKee. Traducción de Pablo Valero Buenechea. Barcelona, Editorial Aliorna, 1987. Colección Aliorna Joven.

La amenaza verde, de Hazel Townson. Ilustraciones de David McKee. Traducción de Pablo Valero. Barcelona, Ediciones Pirene, 1987. Colección Rocaforte, Serie Breve.

Superabuela de vacaciones, de Forrest Wilson. Ilustraciones de David McKee. Traducción Pablo Valero Buenechea. Barcelona, Editorial Aliorna, 1988. Colección Aliorna Joven. <

Ari, de Ursula Moray Williams. Ilustraciones de David McKee. Traducción de Ana Moret. Madrid, Ediciones SM, 1989. Colección El Barco de vapor, Serie Naranja.

Guille y la crema de sémola y otras historias, de Roger Collinson. Ilustraciones de David McKee. Traducción Miguel Azaola. Madrid, Ediciones SM, 1995. Colección Catamarán.

La bolsa o la vida, de Hazel Townson. Ilustraciones de David McKee. Traducción de Miguel Hernández. Madrid, Editorial Anaya, 1997. Colección Sopa de libros.

Guille y los extraterrestres, Roger Collinson. Ilustraciones de David McKee. Traducción de Miguel Azaola. Madrid, Ediciones SM, 1997.

Jaleo en el tejado, de Hazel Townson. Ilustraciones de David McKee. Traducción de Miguel Hernández Sola. Madrid, Editorial Anaya, 1999. Colección Sopa de libros.


Artículos relacionados:

Reseñas de libros: Ahora no, Bernardo / Not, Now, Bernard y Odio a mi osito de peluche / I Hate My Teddy Bear, de David McKee

Reseñas de libros: Elmer y Elmer y Wilbur, de David McKee

Destacados: Los libros-álbum

Destacados: Los libros-álbum (II): Los creadores y las obras

Destacados: Palabra e imagen en una sola voz narrativa

9 comentarios sobre “David McKee”

  1. teresa dice:

    Hola a todos,
    Me gustaria saber lecturas para un chico de diez años.

    gracias,

    teresa


  2. linda daniela sánchez torres dice:

    EL LIBRO DE “LA PLUMA TRAVIESA” AL PARECER ES INTERESANTE YA QUE NOS MUESTRA COMO LA VIDA NOS PUEDE LLEVAR A TRAVÉS DE DIFERENTES LUGARES Y SITUACIONES AL IGUAL QUE EL VIENTO LLEVO A LA PEQUEÑA PLUMA TRAVIESA.


  3. Dos Monstruos « Corre con el Cuento dice:

    […] (David McKee en Imaginaria) […]


  4. karina dice:

    Hola, soy docente de 2do grado y estoy armando la biblioteca del aula, necesitaría saber que textos me recomiendan para niños de 7 años. Estaría necesitando alrededor de 30 libritos , me interesa la serie Torre de Papel o algo de Elmer.
    Gracias


  5. CARMEN dice:

    HOLA.
    SOY CARMEN Y LABORO COMO PROFESORA FRENTE A UN GRUPO PREESCOLAR, MIS ALUMNOS ESTAN FASCINADOS CON LA OBRA “ELMER” TANTO QUE ME NOS HEMOS DADO A LA TAREA DE CONOCER AL AUTOR, ES DECIR, SABER COMO ES FISICAMENTE, Y AL FIN ENCONTRE UNA FOTOGRAFIA QUE PUEDO PRESENTARLES, SEGURAMENTE QUEDARAN IMPRESIONADOS DE VER K ELMER NO ES LA UNICA BIBLIOGRAFIA QUE PODEMOS DISFRUTAR…


  6. Libros que les gustan a mis hijos (y libros que no) « Entre algodones dice:

    […] Conquistadores”, de David McKee, Editorial Kókinos. A pesar del título, un libro antibelicista muy tierno. Puede ser un buen modo […]


  7. Graciela dice:

    Este autor es realmente fascinante, mi hijo mayor, que hoy tiene 28 años, era y es fanático de David McKee, sus libros favoritos son “El mago que perdió su magia” y “El león envidioso”, dos libros con contenido moral y ético, fantásticamente ilustrados, y tan entretenidos como para atrapar al niño y al adulto que aún puede disfrutar de un buen libro para niños. Excelentes.


  8. olga Beatriz Hernandez Lima dice:

    hola soy educadora y estamos investigando un poco sobre las biografias de los autores de nuestra mini biblioteca los niños tomaron a su gusto un libro de la misma y dibujaron como se imaginaba a la persona que escribio asi que prometi despues llevarles una fotografia y un poco de su biografia de David para que lo conozcan


  9. olga Beatriz Hernandez Lima dice:

    agradesco que facilmente encontre lo que buscaba porque con otros autores no encuentro nada


Comentarios cerrados