Renunció el equipo que coordinaba el Plan Nacional de Lectura (Argentina)

Con profunda consternación nos enteramos de la renuncia del equipo de profesionales que llevaba adelante el Plan Nacional de Lectura. El motivo de esta renuncia en bloque fue el desplazamiento del Doctor Gustavo Bombini de la Coordinación de dicho Plan por decisión del Ministro de Educación. Una medida inexplicable, que sorprende a quienes veníamos observando y apoyando el trabajo a favor de la lectura y la difusión del libro que desde hace cinco años desarrollaba este equipo, y que tendrá como consecuencia la abrupta discontinuidad de un proceso de gestión valioso y coherente. Además, sin duda instalará una sensación de incertidumbre sobre el futuro de la política de promoción de la lectura y la formación de lectores que debe administrar el Estado nacional.

Desde las páginas virtuales de esta revista expresamos nuestra solidaridad al equipo que se despide. Y como pensamos que es necesario difundir todo el esfuerzo y el trabajo realizado en estos años, reproducimos en esta edición el mensaje que anuncia este alejamiento y que sintetiza el espíritu y el posicionamiento ideológico de la gestión.

Roberto Sotelo y Eduardo Abel Gimenez
Directores de Imaginaria

Mensaje del equipo renunciante

Estimados colegas, amigos, colaboradores:

Es nuestro deseo y nuestra obligación informarles que el Equipo de Plan Nacional de Lectura cierra el día 31 de marzo de 2008, la gestión que iniciara en el año 2003. Cabe aclarar que, por decisión del Señor Ministro de Educación Licenciado Juan Carlos Tedesco se produjo el desplazamiento de la Coordinación del Doctor Gustavo Bombini y este hecho motivó la renuncia en pleno del equipo técnico que lo acompañaba.

Debemos decir que nuestro recorrido de gestión se encuadró desde sus comienzos en el marco de la Dirección Nacional de Gestión Curricular y Formación Docente, lo que determinó y favoreció que trabajáramos fuertemente en la formación docente continua y en el desarrollo profesional de los docentes como lectores y como formadores de lectores. Es decir, que se partió de una mirada amplia y compleja del docente como un sujeto cultural activo que es mediador cultural para otros. Este reconocimiento suscitó transformaciones muy significativas en los modos de posicionarse de los docentes frente a las experiencias de lectura según las diversas modalidades de intervención en la capacitación que estuvieron a cargo de los equipos de lectura de cada una de las jurisdicciones del país.

Los logros de esta etapa de gestión del Plan Nacional de Lectura del Ministerio de Educación incluyen la consolidación de equipos de talleristas en cada una de las jurisdicciones. Estos equipos de profesionales mostraron dentro de las particularidades de cada provincia y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires una línea que convirtió al Plan Nacional en un proyecto de carácter federal, en la medida en que cada jurisdicción incorporó de manera particular esta líneas de acción dentro de su proyecto de política pedagógica asegurando en cada caso la necesaria imbricación entre estas líneas de trabajo y los niveles y modalidades del sistema educativo como lugar de llegada y puesta en ejecución de las acciones.

Por otra parte, otra de las convicciones que se sostuvieron en estos años de Gestión fue el hecho de que no es posible pensar en líneas de acción de promoción de la lectura y de formación de lectores sin la presencia de libros, de modo tal que -en consonancia con las políticas de dotación de libros de todo el Ministerio- desde este Plan se dotó de libros de literatura, informativos y pedagógicos a escuelas de distintos niveles y modalidades de todo el país y se acompañó a esas dotaciones con las líneas de formación docente y promoción de la lectura hacia las escuelas y hacia las comunidades que registraron fuerte impacto y transformaron aprendizajes específicos, crearon nuevas situaciones de enseñanza y produjeron transformaciones culturales de manera relevante.

Asimismo se potenció durante el 2007 el desarrollo de Centros de Promoción de la Lectura en muchas jurisdicciones, tarea sobre la que han quedado muchos pendientes.

Por fin, es necesario destacar que la construcción de un Plan de estas características en la estratégica Dirección de Gestión Curricular y Formación Docente potenció el desafío de no reducir la idea de la promoción de la lectura a la de un mero acontecimiento de impacto y visibilidad sino a concebirla como una herramienta estratégica para reforzar la misión central de la escuela que es la inclusión de la ciudadanía en las prácticas de lectura y escritura. Potenció asimismo la necesidad se superar las concepciones simplificadoras que evalúan a los sujetos -alumnos, docentes, comunidades- como carentes de posibilidades de acceso a la cultura letrada, asumiendo a la lectura como una práctica social que requiere en su enseñanza y promoción de la seriedad y la responsabilidad de una intervención pedagógica del Estado Nacional y de los estados provinciales.

Concientes y orgullosos de la calidad de la tarea realizada, queremos agradecerles muy especialmente el trabajo conjunto realizado con todos Ustedes en las distintas instancias compartidas y el acompañamiento y apoyo que dieron a nuestra gestión.

Muchos saludos a todos.

Alcira Bas, Liza Battistuzi, Gustavo Bombini, Ana Feder, Martín Glatsman, Paola Iturrioz, Liliana Montiel, Nora Palamara, Grisel Pires dos Barros, Alicia Salvi, Silvia Seoane, Alicia Serrano, Pablo Sigal, Adriana Vendrov.

(Nota de Imaginaria: Los interesados en contactarse con el equipo renunciante pueden escribir a equipodelectura@gmail.com)

73 comentarios sobre “Renunció el equipo que coordinaba el Plan Nacional de Lectura (Argentina)”

  1. Analía dice:

    Soy alumna de la Licenciatura de Lengua y Literatura de la Unsam. Y todavía no he tenido como profesor al Dr. Gustavo Bombini y realmente para mí sería un gusto muy grande porque he trabajado con propuestas suyas y me han dado satisfactorios resultados con mis alumnos. Desconozco qué internas extrañas hacen que se lo denigre tanto ,a él y a su equipo. Conozco a integrantes del mismo (ej. Carolina Cuesta)y sé de su excelencia profesional y gran calidad humana. Por favor, recordemos todos que estamos en democracia, podemos pensar diferente y la libertad de expresión sigue vigente(creo ¿no?).De lo contrario les decimos a otros autoritarios pero todo el mundo tiene que pensar como nosotros o lo agredimos y amenazamos (si eso no es autoritarismo, diganme cómo se llama) Permitan, apoyar la obra de Bombini en el marco del Plan nacional de lectura y no se dictamine que tenemos que estar a favor del ministro y en contra de Bombini. Yo estoy con él y su equipo y considero una pérdida y un error esta decisión ministerial. Le guste a quien le guste es mi opinión Y no quiero que nadie me conteste cómo debo pensar.Estoy cansada de que me digan, desde la Presidenta para abajo que tengo que pensar de una manera,(la de ella), sino soy golpista, oligarca, antidemocrática o lo que se le ocurra en ese momento. Y no sé porqué termino con una cuestión política ¿será casual?
    Gracias por este espacio. ANALIA


  2. Eduardo Abel Gimenez dice:

    Como moderador de este espacio, pido a todos que no intercambien comentarios de carácter personal y se mantengan dentro del tema general de conversación. A partir de aquí, los comentarios que no cumplan con esta consigna serán borrados, con independencia de su orientación.


  3. Ediana Caffaratti dice:

    Gustavo, Alcira, Paola y todos los del “clan”. Dos cosas: la primera, si bien me pone muy triste que se pierda la línea del Plan de Lectura, me alegra enormemente que sigan trabajando en función de las convicciones que me enseñaron a buscar y defender. La segunda: simplemente GRACIAS!, por mí, por mis hijos, y por mis alumnos de General Rodríguez.


  4. graciela suàrez dice:

    Lamento muchìsimo la desvinculaciòn del Dr. Gustavo Bombini del Plan de Lectura y apoyo al equipo que lo acompañaba en su renuncia colectiva. Quiero decir que he tenido ( tengo ) el placer de haber conocido a Gustavo, Carolina, Paola, Alcira y resto del equipo al comenzar la Licenciatura en Enseñanza de la Lengua y la Literatura de la UNSAM, y estoy profundamente agradecida porque gracias a ellos aprendì cuestiones tan importantes para mi carrera como para mi vida: aprendì a pensar la realidad de otra forma;a valorar mi lugar de docente en escuelas olvidadas,a donde concurren los que nada tienen ; a desnaturalizar mis pràcticas y pensarlas desde otro lugar; a transmitir y contagiar mi gusto por la lectura con màs entusiasmo que antes ; a ser màs tolerante; y lo màs importante : aprendì a disfrutar ( y esto lo digo con ENORME ORGULLO) de mi trabajo con los adolescentes. Gustavo, Carolina y demàs docentes de la carrera , me transmitieron con sencillez , calidez, generosidad y gran calidad lo que sabìan, lo que pensaban,lo que hacìan, y me alentaron a trabajar, a seguir, a aprender cada vez màs a pesar de mis propias limitaciones.


  5. Analía dice:

    Como actual alumna de la Licenciatura de la unsam coincido en todo con las dos últimas intervenciones.Todos los profesores mencionados y otros más me hicieron crecer como docente y como persona. Y el Ministerio se pierde estos lujos de profesores. O Mejor dicho, todos perdemos. Saludos para todos.


  6. Silvina Gatti dice:

    Estoy realmente apenada por lo sucedido. Como ex alumna del Dr Bombiniy de su equipo siento un profundo dolor. Haber conocido su propuesta didáctica, como profesora de Lengua y Literatura representó un replanteo de toda mi formación, empezar a pensar en el otro, en la lectura como identidad, en los sentidos de los textos. Las clases de Gustavo Bombini y sus publicaciones no intentan que uno modifique inmediatamente la práctica ya que no proponen recetas mágicas, sino un lento proceso en el cual uno empieza a entender de qué se trata. Lo más importante es nunca creer que se ha llegado a la verdad acerca de la enseñanza, y replantear cada día las propias prácticas. Es una lástima que algunos docentes no puedan acceder a este conocimiento y lleven a cabo ´prácticas que no son sometidas a ningún tipo de auto juicio. Bombini y su equipo han sabido llegar a lugares donde ningún curso de perfeccionamiento llega y han sido verdaderas fiestas para la literatura. Por suerte, Gustavo sabe que hay muchos espacios donde su conocimiento seguirá sembrando y cosechando. Tal vez resulte mejor para él alejarse de un lugar legitimado como es el Ministerio y su Plan funcione como los talleres de Escritura durante la época de la Dictadura: un espacio de resistencia.


  7. Jose dice:

    Según tengo entendido al menos 5 a 7 personas del equipo del Dr. Bombini no sólo no renunciaron, sino que siguen cobrando sueldo por parte del Ministerio y están trabajando en otras reparticiones. Lo que quieren hacer es demostrar que caducó el Plan de Campaña Nacional de Lectura, lo cual es mentira, es una falacia. Lo que pasa es que existen personas que no pueden adaptarse a los cambios.El equipo del Dr. Bombini está enviando información que carece de validez a medios comunicacionales.

    La realidad es otra…


  8. Angie dice:

    Los funcionarios pasan, los Planes nacionales pueden renovarse, adecuarse, “aggiornarse”, o quizás desaparecer; pero creo que lo más importante es el deseo y la necesidad que tienen los docentes – fundamentalmente del interior – y que en sus comentarios quedaron expresadas, de seguir contando con el apoyo del Gobierno Nacional para trabajar con sus alumnos. No conozco al profesor Bombini ni a su equipo, pero no creo que el Ministro Tedesco deje de seguir fomentando la lectura, después de todo estuvo en la gestión de Filmus que dio un lugar muy importante a la enseñanza de la literatura.


  9. Gustavo Bombini dice:

    Quiero aclarar a quienes siguen esta página respecto de la intervención Nro. 57 de José que las únicas personas que siguen trabajando en el Ministerio forman parte del personal de planta permanente y nos han precedido a los técnicos. Por su parte, todos los técnicos contratados en agosto de 2003 -y posteriormente- para desarrollar el proyecto de Plan Nacional de Lectura han dejado de trabajar en el Ministerio. Sus contratos -que pudieron haberse renovado pues existió tal ofrecimento para ellos- vencieron el 31 de marzo. Las razones por las que no aceptaron esa renovación están explicitadas en el texto colectivo que se puede leer aquí mismo en Imaginaria.


  10. J.M. Álvarez dice:

    Tuve al profesor Bombini en la UBA… o a la sombra de él, ya que muuy rara vez dio clases. Le reconozco el enorme valor de haber logrado -él y el equipo de profesionales al que pertenece-llevar a cabo un seminario de literatura infantil y juvenil en mi facultad (Filosofía y Letras)desde el año 2006, lo que no es poca cosa. (El único antecedente que encontré fue en el 87, si mi memoria no me engaña)
    Las opiniones de gran parte del estudiantado que pasó por sus clases de Didáctica son similares a las de quienes escribieron con desagrado sobre él. “Apropiación” de ideas, figuración, doblre, discurso pedagógico, etc. Pero, vuelvo a recalcar, es innegable el valor de la opción del seminario -y cierto (aunque discutible) interés interdisciplinario en el mismo: estudiantes de Letras y de Edición a la vez.
    A la vez, sé que el Plan nacional de lectura sirvió para acercar buenos libros y de buena calidad “material” a lugares donde o no llegaba nada, o llegaban las sobras de las editoriales grandes. Si pudo haber algo raro, bueno, las compras estatales siempre están bajo sospecha; algo que no creo achacable al equipo renunciante.
    La repercusión favorable a Bombini -¡de sectores que quizás nunca fueron escuchados hasta su gestión!- puede fundamentarse en eso, y en convicciones compartidas acerca del papel de la lectura en nuestra(s) sociedad(es). ¡No siempre es “clientelismo”!
    Recupero el aporte de alguien, parafraseándolo: ¿y cómo se sigue ahora? Porque la medida puede estar justificada -y hasta ser compartida su fundamentación por los (reduzco) pro-Bombini- y, en ese caso: ¿qué? ¿qué se desarrollará desde el Ministerio sobre la práctica lectora? ¿quiénes y por qué? ¿quiénes, cuáles y cómo se elegiran y comprarán los libros?
    Si hubo apretadas de “negociados” (el comentario sobre la supuesta imposición del Grupo Santillana), pues bien, cuéntenla con “pelos y señales”.
    Si el Plan nacional de lectura funcionó… que el capital acumulado no se disperse en el viento… aunque, pesimistas, de ser así habrá que retomar la vieja costumbre de remarla como se pueda -con la certeza de que hay otros que también estarán en la misma: ¡no se pierdan los contactos entre ustedes!


  11. Ricardo Flores dice:

    Acuerdo plenamente con el reclamo de Alvarez sobre contar con pelos y señales si hubo intento de negociado desde alguien del ministerio, para que saliera favorecido el grupo económico Santillana.


  12. Angie dice:

    Hoy salió un artículo en Clarín que me dio una inmensa satisfacción ya que habla de un plan estratégico para fomentar la ensañanza de las ciencias y las matemáticas. Traigo este tema a este listado de comentarios, porque creo que sin abandonar lo que hasta ahora se ha hecho en pos de la literatura en las escuelas, urge, repito: urge, que las autoridades se ocupen de la enseñanza de las ciencias que se conocen como “duras”. La enseñanza de estas ciencias es deficiente y preocupante en todos los niveles de educación formal. Nuevamente, celebro la decisión de implementar el plan.


  13. silvana rodriguez dice:

    Soy Silvana rodriguez de la provincia de buenos aires y docente de una de las escuelas PIIE. Tuve oportunidad de ponerme en contacto con el material que destinaron a las bibliotecas (llegó pasada la mitad del año) y me pregunto por qué el equipo del Dr. Bombini no priorizó la compra de textos argentinos con buenos paratextos en lugar de invertir en editoriales costosísimas. Tengo entendido además que Leer La Argentina y tantos otros materiales fueron realizados por la Campaña de Lectura y el Ministerio de Educación. Asícomo se leen las cosas parece que el Dr. Bombini era el dueño de la edición de todo, cuando tal vez se encargó de distribuir. En la Provincia de Buenos Aires se establecieron jerarquías para distribuir los materiales. A las escuelas más humildes llegaron los talleristas con materiales más pobres. Yo quisiera saber,tal vez peco por ignorante, en qué consistió el plan de trabajodela provincia de buenos Aires con la lectura, en particular su gestión que estuvo llena de palabras difíciles, imbricaciones, habilitaciones,preguntarse, repreguntarse,múltiples interpelaciones y los chicos y muchísimos docentes no disfrutaron de una lectura sincera, válida y respetuosa de la necesidad de cada uno.Creo que hay que terminar de estar por sobre de..con los saberes que tenemos y ponernos junto a….y en particular a los niños.
    Silvana Rodríguez


  14. Estela Gómez dice:

    Como alumna del prof. Bombini y de su equipo en la Unsam lamento la decisión tomada desde el Ministerio de Educación. Los dos años de cursada significaron un replanteo del rol de la literatura no sólo en la identidad de los alumnos sino también en mi propia identidad. Armar mi propia didáctica significó pensar al otro y pensarme a mi misma. Reflexionar acerca de quiénes somos y cómo entramos los docentes en el complejo entramado social argentino es una tarea difícil pero construtiva, y también es un proyecto impostergable en el que tenemos que incluirnos ,no como complíces divulgadores de lo que otros quieren que digamos, hagamos, leamos, sino como hacedores de la escuela que queremos y del país que todavía nos merecemos, todos.


  15. Eugenia Guarino dice:

    Una noticia muy triste. Pienso en mis primeros encuentros con las letras y me emociono. Pienso al mismo tiempo lo que éste equipo personas nos enseñan, comparten y lo que han generado en tantos profesionales que amamos la lectura, y deseamos transmitir ese deseo (y DERECHO) a los niños, jóvenes y adultos.
    Yo trabajo con personas adultas que residen (detenidas, si lo pensamos en el marco de los derechos humanos y la salud, marco que muchas veces ellos miran desde afuera, sufrientes)en un hogar. Recuerdo leer El globo de Isol. Y Malvina dijo luego de la lectura: “yo me siento como Camila… hacía tiempo que no me acordaba de mi mamá”.
    Las lecturas llegan el alma, la recorren, la inquietan, la calman, movilizan. Les permiten salir a pasear. Esto un poquito de lo que estoy aprendiendo día a día, encuentro a encuentro. Comparto algunos de los comentario anteriores, otros no. Deseo podamos seguir encontrando espacios (un escrito, una experiencia, etc.) donde seguir compartiendo esto que nos mueve, a mi, particularmente: el derecho de toda persona a leer con libertad y disfrutar.


  16. Jose dice:

    Estimado Doctor Bombini, en relación al comentario de Ud. en el punto 59, donde dice “Sus contratos -que pudieron haberse renovado pues existió tal ofrecimiento para ellos- vencieron el 31 de marzo”. Porque parte del equipo renunciante que firma la nota sigue trabajando en el Ministerio de Educación…???? No fue un complot…???

    Por otro lado, Cabe destacar el desafortunado o “mal intencionado” comentario de los Directores de IMAGINARIA, los Sres. Roberto Sotelo y Eduardo Abel Gimene ya que no tienen objetividad en el manejo de la información y realizan acusaciones al Ministro de Educación sin fundamentos y sin interiorizarse en el tema. Por ejemplo, al referirse del desplazamiento del Dr. Bombini ellos opinan: “Una medida inexplicable, que sorprende a quienes veníamos observando y apoyando el trabajo a favor de la lectura y la difusión del libro que desde hace cinco años desarrollaba este equipo, y que tendrá como consecuencia la abrupta discontinuidad de un proceso de gestión valioso y coherente. Además, sin duda instalará una sensación de incertidumbre sobre el futuro de la política de promoción de la lectura y la formación de lectores que debe administrar el Estado nacional.

    Les preguntaría el porqué de estos comentarios con doble intención.??
    (Total apoyo a Bombini)…

    Sensación de incertidumbre…???????

    Como consecuencia la abrupta discontinuidad…??


  17. Araceli Contreras Vargas dice:

    Soy mexicana y promotora independiente de lectura. En el año 2005 tuve oportunidad de participar en el Congreso Internacional de Promotores de Lectura, organizado por La Fundación El Libro en la Feria del Libro de Buenos Aires.Ahí pude observar el ánimo con que participaron los docentes argentinos, muy lejano de la apatía generalizada en los profesores mexicanos. Lamento tener que reconocer ésto, pero es una triste realidad que la educación en México está completamente desfavorecida y todavía más la promoción de la lectura.
    El intercambio de experiencias en el congreso mencionado me permitió percibir que el trabajo institucional para promover la formación lectora de los docentes argentinos iba por buen camino, pues al contrario de mi experiencia institucional en mi país no parecía ser sólo una simulación. Preciso, mientras la representante oficial de México hacía una espectacular presentación multimedia preparada ex profeso para el evento yo me preguntaba con enorme indignación de qué país hablaba, pues el Plan Nacional de Lectura que presentó era sólo un simulacro de un gobierno (representado por un analfabeta funcional: Vicente Fox), que sólo contribuyó afanosamente a mantener un índice de lectores por debajo del 0%. Por lo tanto, al constatar el interés de las profesoras y profesores argentinos expresado a través de su participación activa, de las experiencias locales presentadas y de las reflexiones manifestadas, pude suponer que su Plan Nacional de Lectura si era un intento genuino.
    Por lo que ahora leo constato que sí era un equipo con un propósito comprometido para la formación de lectores y, en consecuencia, de personas que a través de la lectura pudieran construirse a sí mismas. Creo que ahí radica el gran temor de nuestras elites gobernantes: si formamos personas autónomas, con criterio propio y con autoestima para demandar derechos y corresponder responsablemente, estamos apostando a una sociedad de personas libres y pensantes. Pero esto precisamente no conviene al poder y al dinero, a quienes sociedades en crisis como la argentina, la mexicana, la colombiana, etc. favorecen con su ignorancia, apatía y enajenación.
    Un saludo afectuoso para ese equipo, que seguramente no cejará en sus propósitos.
    Araceli Contreras


  18. susana mamaní dice:

    estoy de acuerdo con que es bueno que se señalen algunas cuestiones: cada provincia tiene o debiera tener su plan lector, de modo que no tendría que haber incertidumbre alguna puesto que cada provincia está o estará haciendo lo que debe. Cada provincia tiene sus referentes que supuestamente se formaron con el Dr. Bombini en el Plan Nacional de Lectura, recibieron libros, capacitaciones y por lo que veo, una doctrina a seguir.
    Pienso que no deberíamos promover esta situación de incertidumbre puesto que tal como trascendió esta semana hay un programa de lectura que continúa y que seguramente, si está formado por gente capacitada, aceptará lo anterior puesto que se trata de que los niños y los jóvenes lean y no de manipularlos.
    Es de suponer que los niños tienen del plan del Dr. Bombini abundante bibliografía de autores argentinos y que han contribuido a un estado de lectura, que no sé bien qué es, como lo señaló un diario argentino preguntando si era una especie de estado de nirvana.
    No olvidemos que ahora viene la feria del libro y que los coordinadores del nuevo plan estarán presentando su proyecto ante miles y miles de personas y eso será una oportunidad muy importante de que el país se entere.
    Tengamos un poco de paciencia y esperemos a la feria, seguramente que allí tendremos la oportunidad de saber de qué se trata.
    Como aquel 25 de mayo….esperemos que deje de llover, y preparémonos a escuchar.
    Susana Mamaní


  19. Irene dice:

    Quisiera aportar a este “intercambio”, si así se lo puede llamar, que creo que si nos llamamos educadores deberíamos ser un poco más serios. No conozco personalmente al equipo que junto con Bombini, ni a él mismo, han desarrollado la tarea informada aquí. Me dedico a la formación docente y conozco bibliografía de muchos de los nombrados que, para no entrar en este juego de acusaciones poco interesantes, presentan una evidencia inobjetable: la explicitación de los marcos teóricos con los que trabajan. Agrego, la honestidad de explicitar que existen otras líneas a las que ellos no adscriben y fundamentar los motivos. Esto me ha servido para construir mi propia posición sobre la lectura, la enseñanza de la lengua y la literatura, acordando con algunos de sus aportes y no con otros. Creo que la colección de los Libros del Zorzal son un ejemplo de ello. Insisto:podemos acordar o no con sus posiciones teóricas sustentadas en investigaciones reales. salvo que pensemos que la universidades donde las desarrollan no existen o mienten. Con el trabajo que lleva esa impronta realizado en estos años del Plan Nacional de Lectura. Creo que esto es lo que se viene mezclando en este foro. Conozco los libros de Longseller y es evidente que Bombini junto con los otros autores han escrito esos libros tan sólo, no hay evidencia de una relación permanente con esa editorial. De hecho, yo he escrito a la editorial para consultar si habían publicado otros títulos y me han respondido que tan sólo fueron contratados para la colección lengua y literatura Polimodal. Por favor, no seamos mentirosos con tal de imponer agravios como argumentos “sólidos”. Si nos decimos conocedores de la lectura leamos bien: dice Bombini que empleados de planta del Ministerio que fueron designados al Plan de lectura continúan, no el equipo técnico que él conformó y que fue contratado cuya relación con este Ministerio cesó el 31 de marzo. No es obsecuencia leer lo que es dato literal. Conozco el artículo de Carolina Cuesta en el que comenta la lectura de unos niños del Sur que hicieron sobre la versión de Caperucita Roja de Roal Dahl pues fue publicado en un dossier por la provincia de Tucumán. No hay ninguna violación allí, muchos de ustedes deben conocer este texto que está en Cuentos en verso para niños perversos. Seamos honestos, si nosotros leemos actos indecorosos respecto de cuestiones sexuales nosotros estamos leyendo eso y en todo caso “tenemos el problema”.
    A mí en particular me preocupa que algunas voces se enalcen como “la verdad” cuando se fundan en pareceres anecdóticos respecto de la figura de Bombini y otros que por lo menos a mí me dejan afuera. Son de tal carácter personal que nada me pueden decir sobre el tema de debate. Quisiera intercambiar aquí con colegas más serios respecto de las acciones específicas de ese Plan, si esa línea de trabajo nos sigue generando algunas preguntas sobre las políticas educativas y de la promoción de la lectura que podamos compartir con respeto con quienes han conocido el Plan de cerca y con el mismo Bombini. Agradezco a los directores de Imaginaria el hecho de comunicar la noticia, de ser honestos con su posición respecto a este tema -manejo de información es ocultar la ideología de la que parte no explicitarla-. Me despido abrigando la esperanza de que este espacio vuelva a encontrar un registro de mutuo respeto e intercambio riguroso.

    Saludos desde el conurbano bonaerense.
    Irene.


  20. Adriana García Montero dice:

    Querida gente del siempre presente Plan Nacional de Lectura, desde acá (léase “Bariloche”) lamentamos mucho esta decisión. Hace años que conocemos a Gustavo y de a poco fuimos conociendo a parte de su equipo. En lo personal, fuimos destinatarias de su generosidad intelectual cuando nos propuso escribir y publicar un libro en El hacedor, y nunca vamos a olvidar esas escasas pero jugosas reuniones en las que nos llenaba de preguntas a fin de que pudiéramos avanzar en ese trabajo. Y en lo específico del plan, lamento vivir en la provincia de Río Negro, donde ese federalismo que fue un excelente planteo nacional no fue aprovechado por estos lares. Pero los libros están en nuestras escuelas, y los pibes los están leyendo. Y esa defensa del lugar de la escuela, de la responsabilidad del estado para que esto sea posible… Bien, son todas esas cuestiones las que nos apena perder.
    Gente, pudimos crecer con ustedes, y nos siguen presentando desafíos desde cada encuentro que guardamos en memoria y apuntes, desde cada texto teórico que publicaron, desde los congresos (nos estaremos viendo el año próximo en el Congreso de Didáctica en La Plata?)… Sembraron, y creo que cosecharon también (a pesar de alguna ortiga que se cruzó en el camino). Y también nosotras, con su ayuda, estamos haciendo lo propio en nuestras escuelas, con nuestros pibes y pibas…
    Un beso enorme a Alcira, Paola, Alicia Serrano, Silvia, y por supuesto, a Gustavo
    Hasta pronto…
    Adriana García Montero y Elena Sarul


  21. Lorena Portuario dice:

    A todos, mis saludos.
    Este debate sobre el ministro con mayúscula y la figura de Bombini parece oscurecer una problemática. La lectura y su promoción.
    Parece que algunos se omnubilan discutiendo contra la persona de Gustavo Bombini y creen que “sus colaboradores” son “chupamedias”.
    Tener una línea y continuidad de pensamiento, ¿es malo, agraviante? A los que fueron sus alumnos y quedaron con un sabor amargo y mezclan esto con sus posibilidades como promotor de la lectura, los respeto, pero entiendo que se quedan, valga la redundancia, con una sola lectura del problema.
    Parece que es lo mismo decir que Bombini ocupó mal su silla de profesor y que llevó adelante muy mal sus funciones.
    Yo preferiría, antes de criticar lo nuevo esperar y respetar una decisión en equipo.
    A partir de ahora, me sugiero, debo estar atenta a lo que viene, a cómo se va a encarar el proyecto de lectura a nivel nacional.
    La lectura y su promoción es una cuestión política, y, con aciertos y desaciertos, este equipo movilizó nuevos caminos, serios, socioculturales, inclusivos.
    Pensar en un lector, niño o pronto a llegar a la universidad y realizar obras para conseguir trabajar para él, parece ser que tiene que ver con si Bombini asistía o no a sus clases.
    Yo no trabajo con ni para Bombini. Asistí a los cursos de articulación Polimodal-Universidad, y sólo tengo palabras para decir que se aplicaron otras miradas sobre los jóvenes lectores, olvidando su déficit y trabajando para construírlos.
    A los que piensan que nacemos lectores y todos tenemos las mismas oportunidades los invito a ubicarse como neófitos en este terreno.
    No creo que Bombini y su equipo sean superdotados en materia cultural, entiendo que lograron implantar a nivel social, un estado de cosas que no existía anteriormente.
    Dejaron de lado las estadísticas negativas de los lectores, para convocarlos a la fiesta de leer, ser parte, con libros para ellos, creyendo que la leer-escribir forma parte de la didáctica sociocultural de la lengua y la literatura.
    Para los que no conocen a Bombini y a su equipo, les cuento que no roban ideas, proponen líneas de trabajo que reposicionan a los docentes como intelectuales dentro de un marco político que insiste en denostarlos.
    Fui su alumna y no su seguidora, ni fiel ni deshonesta.
    Alcira Bas, como miembro del grupo Grafein es excelente y sus aportes incalculables.
    El material distribuído por el ministerio fue excelente y no porfío si formaron parte de un acuerdo editorial, llegaron y se utilizaron. Previa capacitación. Parece que esto también molesta a algunos. Quien cree que sale de la sacrosántica universidad y no necesita capacitarse como docente en experiencias de lectura le solicitaría que revea su posición. Les recuerdo que la UBA tiene un perfil que no coincide exactamente con el de profesor, exactamente. Aspira a la cátedra, a la investigación, a expiar el error, y termina en las escuelas por falta de campo laboral.
    En sus clases “sufrí” la apertura a las ideas diferentes y fuera de pensarlas como una charla de café se discuten problemátics fuertes e interesantes. Acaso un profesor debe seguir arriba del estrado e impartir sus clases como un prócer. Acaso, es horrible que el profesor Bombini cuestione nuestras ideas y nos duela. ¿Será un problema de Bombini nada más?
    A los que se sacaron mala nota y lloraron en su casa, les digo: para mí no fue padecer, mis notas fueron excelentes y no tuve que comer sus ideas para que así lo fuera.


  22. SILVIA dice:

    Lo que realmente espero es que nuestros alumnos puedan cada dia mas “ser lectores competentes” y que disfruten de esa magia que nos permite el leer.


  23. Alejandra dice:

    Quiero agradecer INFINITAMENTE al equipo de Gustavo, que conocí cuando estaba en los inicios de la cátedra de Didáctica, en la facultad de Letras de la UNLP. Fui alumna. Ahora soy Profesora en Letras. Sólo acoto: aunque soy profesora en la actualidad, mi camino fue arduo. Pertenezco a una clase social desposeída, fui a una escuela primaria “de barrio, bien barrio” y mi maestra de séptimo fue una excelente motivadora de la lectura en renacimiento de la democracia. A ella le debo mi carrera posterior. Y agrego: la gente de Bombini volvió a unirme con ese hilo fundamental, hablaban de la diversidad TENIENDO EN CUENTA la diversidad, la individualidad…eso no es “reporoducir”, ESO es enseñar…Cuando tantos cambios verdaderamente interiores y de paradigma (o mirada) afectaron positivamente a tanta gente (aludo a estos comentarios en su mayoría)…bueno, tengamos por seguro que lo que sucede es un verdadero cambio, ése al que le temen algunos…Creo que mucha gente quiere que las cosas sigan como están, con apariencia de estar modificándolas. Creo que yo no tendría tanto material de alumnos que escriben sin saber qué hacer con eso, que me pasan poemas para publicar en un blog que les creé, que se enojan y discuten con los autores en clase, que me dicen que quieren que les lea o que quieren leer ellos, que me sigan en recreos preguntándome “Qué libros vamos a leer este año, los del pasado me encantaron”, o que critiquen “El fin” de Borges porque “Marín Fierro es así, yo no tengo por qué agregarle otro final a una obra que es en sí misma, porque no me haya gustado”, y más y más…Digo, esto no estaría sucediendo, si no fuera por mi señorita Lourdes y por la Cátedra de Bombini…uno es el que aprende, claro, el que toma lo que lo significa. No hubiera pensado, desde mi origen familiar, que mi voz fuera importante. Sólo sumo. Desde la (no)voz de la niña pobre que fui.


Comentarios cerrados