Así se hizo la historieta Monsterville


En nuestra sección Ficciones publicamos las primeras seis páginas de Monsterville, una historieta de Jorh y Diego Parés.

Monsterville es el cuarto libro de “Aventuras Dibujadas”, una colección de libros de historietas para el público infantil y juvenil editada en Argentina por Domus Editora (www.domuseditora.com.ar) y coordinada por César Da Col.

Monsterville es un trabajo realizado entre dos mentes y dos manos: el humorista gráfico Jorh realizó el guión escrito, y el dibujante Diego Parés se encargó de narrar visualmente la historia. A continuación, ambos autores escribieron en exclusiva para Imaginaria acerca de su trabajo: cómo y por qué surgió la idea de Monsterville, y de qué manera encararon la labor en conjunto.

César Da Col      


¿Por qué hicimos Monsterville?

por Jorh      

De chiquito, de muy chiquito que me gustan los monstruos…

Aquellos “monstruos”… Esos en blanco y negro que vimos tantas y tantas veces en “Sábados de Super Acción” o en “Hollywood en Castellano”. Si hiciera una competencia de cantidad de películas que vi, no sé si ganaría el “Hombre Lobo”, “Drácula” o “La Criatura de la Laguna Negra”, sin olvidarnos de las damas, como “La Novia de Frankenstein”.

Me asustaban otro tipo de monstruos, como el maestro Rodríguez que tuve en quinto grado o un dentista de Versalles, al que me llevaba mi vieja, y los aparatos que colocaba en mi boca, que se parecían a los que usaba la Inquisición para torturar a alguien. Pero los monstruos televisivos no…Esos me encantaban y fueron los que me abrieron el camino hacia el género de cine que más me gusta, el de terror.

Con el tiempo, y ya con muchos años de profesión, conocí a otro monstruo. Un monstruo que dibuja de manera maravillosa llamado Diego Parés. Para mi gusto, el mejor de una generación de dibujantes. Diego, para un guionista, es ese dibujante con el que alguna vez queremos hacer algo, una historia de lo que sea: de ciencia ficción, de aventuras… yo elegí escribirle la historia de Monsterville.

Monsterville es un castillo en el que conviven tres chicos huérfanos, un mayordomo y los monstruos. Esos monstruos de los que hablaba al principio y que difícilmente asusten a un chico de hoy con su MP3 y sus piercings. Tuvo que salir una chica toda mojada de adentro de una tele para saber nuevamente qué era el miedo, pero no por eso nos vamos a olvidar de los otros. Por eso elegí a esos monstruos, para que convivan en el castillo junto a los pequeños, y no dejen de hacerles la vida imposible.

Fue muy placentero trabajar con un tipo como Diego, que capta enseguida la idea de hacer una historia con la “Mancha Voraz” o meter de repente al “Yeti”, otro monstruo bastante olvidado y que debe estar congelado en algún rincón del Himalaya.

Lo que siguió fue fácil, reunirnos muchas tardes en mi casa o en la suya, con pavas de mate de por medio para disfrutar de tantos bocetos que traía Diego en su carpeta. Y no me cansaba de ver esos vampiros, gárgolas o zombis. Recuerdo que todo comenzó con una saga a la que le pusimos de nombre “Buuuuuuu” y que consistía en chistes de terror. El guión era mío y los dibujos de Diego. Esa fue la antesala de Monsterville. Después de haber hecho unas cuántas páginas de humor juntos, un día me propuso hacer una historieta siguiendo con la línea de terror para chicos y así nació Monsterville.

Una vez, en una de las historietas, tuvimos la delirante idea de dibujar un partido de fútbol entre monstruos viejos (Drácula, Frankenstein, etc.) contra monstruos de la “nueva ola” (Freddy, Jason, Chuky). Nunca la hicimos… fue una de esas tantas historias que quedan en el tintero, con la que tenemos una deuda, y que alguna vez haremos.

Bien, para los que todavía creen que una ridícula bala de plata puede matar a un hombre lobo; para los todavía piensan que se puede profanar la tumba de una momia egipcia, que un zombi puede salir de la tierra después de la medianoche, un esqueleto emerger de un caldero, un jorobado desenterrar cadáveres de algún cementerio, o que un vampiro le tenga miedo a un crucifijo o a una ristra de ajo… para todos ellos es Monsterville.


Así se dibujó Monsterville

por Diego Parés      

¿Que cómo dibujo Monsterville? ¡Nunca lo sabrán!

Son secretos de la profesión que quedarán bajo llave hasta el fin de los tiempos.

Si les dijera que uso un lápiz mecánico con mina 0,5 2B, hojas Schoeller, una goma Dos Banderas y un plumín Conté les estaría revelando una parte importantísima de este oficio, pero no se hagan ilusiones, no lo haré.

Contarles que recibo del guionista Jorh un archivo de Word donde cuadro a cuadro, describe las situaciones y relata los diálogos de los personajes es contarles un 33,5% de la verdad, no me obliguen a hacerlo.

Ya se han enterado por los señores Calvi y Rovella cómo es todo ese temita de los bocetos a lápiz y el pasado a tinta. ¡Lengualargas! Ahora todo el mundo lo sabe. Hordas de niños correrán a hacerlo de ese modo.


(Click para agrandar)

En fin, casi todo está perdido, si no fuera por el temita de la documentación… Aaaah, la documentación, qué tarea aburrida pero necesaria; cuántas fotos de castillos, cuántas imágenes de monstruos he bajado de Google para poder dibujar Monsterville de la manera más apropiada. Eso es algo que prefiero no contarles, y dejarlos en la más absoluta oscuridad para que el día de mañana o pasado mañana, a la hora de dibujar una armadura, lo hagan de memoria y sólo de memoria.

¿Influencias? ¿Mirar a otros dibujantes? ¡No sé de qué me están hablando! Antes de contarles a quién miré con devoción, aprendiendo de cada encuadre, cada escenario, cada clima logrado, antes de hacerlo, decía…¡Prefiero la hoguera! No te preocupes, mi querido Don Rosa, genial dibujante de las historias del Tío Rico, nadie sabrá cuánto he aprendido de ti mientras hacía Monsterville. Ni de ustedes tampoco, mis adorados Sfar y Trondheim, creadores de La Mazmorra, y Larcenet, mis labios estarán sellados a la hora de reconocer mis influencias.

Es información top secret que guardaré en la caja fuerte de mi memoria por los tiempos de los tiempos. Si, creo que ya puedo dormir tranquilo, nadie sabe ni sabrá jamás cómo hice esta historieta.


Los personajes

Los chicos

Fernando, Daniel y Teresa son tres agradables hermanitos que viven en un orfanato siniestro. Su único deseo es salir de ese lugar espantoso. La suerte cambia para ellos cuando fallece su tío, el Conde Carlos Francisco Salerno de Pontevedra, y pasan a heredar el enorme castillo de Monsterville, un lugar lleno de monstruos…pero divertido. ¡Muy divertido!

La celadora

Rebeca es la monstruosa celadora del orfanato. Es fea, grandota, y de muy mal carácter. Por su personalidad, debería vivir en el castillo con los monstruos, aunque ninguna criatura del lugar se asemeja a este ser. La criatura del lago, las gárgolas o las brujas de Monsterville son dulces conejitos comparados con este ser tan desagradable.

El mayordomo

No solo los monstruos son víctimas de los nenes… también Eliseo, el fiel mayordomo de toda la vida del tío, se tuvo que acostumbrar a vivir con Fernando, Daniel y Teresa; ahora tiene que hacerles la leche, lavarles la ropa, cocinar, arreglar sus cuartos, y festejar sus cumpleaños… Y además, ¡evitar que sus amiguitos no destruyan todo el castillo!

Los monstruos

Los monstruos creían ser malvados y horrorosos, pero desde que llegaron los chicos al castillo, se terminó la paz para estas criaturas que vivían allí desde hace años con el viejo Tío. Los nenes se divierten cazando vampiros, poniéndoles trampas a los fantasmas, desarmando esqueletos, asustando al jorobado, corriendo a las torpes momias. En fin, maldades inocentes que hacen la mayoría de los chicos de hoy en día… sobre todo a fracasados y pobres monstruos que hoy por hoy ¡No asustan a nadie!


Jorh es el seudónimo de Jorge Lepera, nacido en la ciudad de Buenos Aires en 1964. Es humorista gráfico y guionista. Sus chistes se publican todas las semanas en la revista infantil Billiken y en Sátira/12, suplemento de humor del diario Página/12. Es el autor de la tira cómica Boris el Virus, publicada en la mencionada Billiken, en Le Journal de Mickey de Francia, y en una decena de países gracias a la distribución mundial de SAF Comics. También colaboró en La Nación, Humor, Sex Humor, La Razón, Diario Perfil, Satiricón, Eroticón, Humi y muchos medios más. La dirección de su blog personal es http://www.dibujantejorh.blogspot.com

Diego Parés nació en 1970 en Haedo, una localidad de la provincia de Buenos Aires. Es dibujante. Publica sus colaboraciones en varios medios: La Nación Revista, Genios, Jardín de Genios, Barcelona y Fierro, entre otros medios. Colaboró en Cantarock, Humi, Billiken, Humor, Sex Humor, Gente, Clarín, Página/12, de Argentina y Recreio de Brasil. También coeditó la revista de humor Suélteme. Ilustró los libros de juegos para niños Superbúsquedas 1 y 2. Y para el público estrictamente adulto, ya es un clásico de culto su serie El Sr. y la Sra. Rispo, compilada en libro por editorial Nobuko en 2007.

Para la Biblioteca Imaginaria realizó el primer capítulo de El fascinante mundo de la historieta , “Los elementos que la constituyen”.

Sus blogs personales son: http://www.diegopares.blogspot.com y http://www.fotolog.com/dpares


Artículos relacionados:

Ficciones: Monsterville, historieta de Jorh y Diego Parés

Biblioteca Imaginaria: El fascinante mundo de la historieta. Capítulo 1: “Los elementos que la constituyen”, por Diego Parés

Destacados: Historietas para adolescentes y jóvenes

Biblioteca Imaginaria: Historietas

Biblioteca Imaginaria: El fascinante mundo de la historieta

Biblioteca Imaginaria: Día de la Historieta Argentina

Ficciones: Martin Holmes, historieta de Carlos Trillo (guión) y Juan Bobillo (dibujos)

Ficciones: Bosquenegro, historieta de Fernando Calvi (guión y dibujos)

Ficciones: Dante Elefante, historieta de J.J. Rovella (guión y dibujos)

Ficciones: MAYOR y menor: dos hermanos en cuadritos

Humor: El Jardinero Mágico, de Douglas Wright

Miscelánea: Banda Dibujada. Nace en Argentina un movimiento cultural que apoya la creación, edición y difusión de la Historieta para niños

Lecturas: Conversación abierta con Banda Dibujada

7 comentarios sobre “Así se hizo la historieta Monsterville”

  1. Pablo Snieg dice:

    Me llamó la atención que Diego Perez no mencione las influencias de Asterix. En los dibujos que muestran lo veo a Obelix (Celadora), veo la marmita y al druida (mayordomo) y un monstruo me recuerda al bardo tocando la lira.
    El reconoce estas influencias?
    De cualquier manera corro a comprar Monster Ville para mi hijo!
    Un abrazo.


  2. Eduardo Abel Gimenez dice:

    Seguramente, Pablo. Una de las cosas que más me divirtió del libro es que hay una página de presentación de los personajes hecha muy obviamente como homenaje a la página correspondiente de Asterix. Ahora mismo Diego Parés debe estar tirándose de los pelos por no haberse acordado de ponerlo en la nota.


  3. Diego Garavano dice:

    Los FELICITO!!! MOSTERVILLE es una buena prueba de que las historietas para niños en Argentina tienen excelente calidad.
    Jorge y Diego Ojalá hagan otro para poner tambien en mi colección!!
    Mucha Suerte


  4. Guillermo Sebastián Altayrac dice:

    Jajaja. Con razón… Estaba a punto de denunciar el plagio, pero si es homenaje está bien. Porque, además de lo señalado por Pablo Snieg, reconocí que los chicos corren en la misma posición que Asterix en la página de presentación y que la momia y Frankenstein cargan al tercer monstruo como los portaescudo al jefe Abraracurcix.
    Felicitaciones. Pero no coincido con Diego garavano: MOSTERVILLE es una buena prueba de que MONSTERVILLE tiene excelente calidad. ¿O acaso Jorh y Diego Parés van a trabajar para que otros argentinos se lleven los laureles?


  5. BANDA DIBUJADA: MONSTERVILLE EN IMAGINARIA | SMALLVILLE 100% dice:

    […] O directamente los links fijos por aquí (quedan para siempre en la web): Las primeras páginas de Monsterville: http://www.imaginaria.com.ar/?p=156 […]


  6. BANDA DIBUJADA: MONSTERVILLE EN IMAGINARIA | comics gratis del web dice:

    […] O directamente los links fijos por aquí (quedan para siempre en la web): Las primeras páginas de Monsterville: http://www.imaginaria.com.ar/?p=156 […]


  7. cesar dice:

    jorgito lepera una alegria enorme saber que haces lo que siempre amaste y que seas exitoso tambien.
    soy cesar tu amigo de a infancia del colegio que queda tan lejos de tu casa (cruzando la calle) y yo de tinogasta y peralta …me acuerdo de tu madre con cariño tambien tan buena gente.
    yo sigo con mi pasion las motos y me va muy bien
    espero algun dia verte
    un abrazo amigo
    cesar cominelli


Comentarios cerrados